Alfredo Arango: SENNIAF, una locura compartida

  • Alfredo A. Arango, Psicólogo, Docente y Escritor
Alfredo A. Arango |

En mis visitas a diversos centros de Práctica Profesional, ( lugares donde van los pasantes a incursionar en diversos campos de la Psicología) tuve la oportunidad de visitar las oficinas de la Senniaf  (Secretaría Nacional  del Niño, el  Adolescente y la  Familia) , en la Vía Ricardo J. Alfaro; quedando bien impresionados del manejo de los menores, bajo arresto; sin guapas recepcionistas, sino más bien policías, armados, que te revisaban  formal  y respetuosamente.  

Al lugar iban a hacer Práctica Profesional, pasantes interesados, en conocer casos de:   jóvenes , propensos al delito ; sobre todo adolescentes , a quienes se les daban diferentes terapias de intervención, didácticas , educativas;  lúdicas ( juegos ) y participativas. 

El ambiente era impecable. En vez de recepcionistas, te recibían dos policías armados, que te requisaban completamente con toda corrección , fueras o no visitante.

Los/las  jóvenes  cuya atención presenciamos, llegaron un poco impacientes y salieron de las terapias, sedados, tranquilos y amigables.  

Es por eso me estremeció la noticia  de los diarios  de lo que sucedió  recientemente en dos ONGs: Fundación “Creo en Milagros”(Hogar Metro Amigos” 2009 a 2019) y el “Centro de Atención Integral” 2019  a 2020 (Fundación Chilibre Panamá) ;  donde  tardaron 45 días para denunciar las anomalías de JÓVENES , PRE Y ADOLESCENTES, ENCADENADOS Y EL USO DE ESPOSAS PARA CONTROLAR A NIÑOS CON DISCAPACIDAD; NIÑAS CON ENFERMEDADES VENÉREAS , dado que la administración  anterior, manejaba el sitio a su propia discreción, SIN COMUNICAR AL SENNIAF.   

Desconociendo por qué no se había hecho una denuncia, la Directora Sara Rodríguez del Senniaf,  la realizó  al Ministerio Público, alarmada y asumo que estupefacta. 

Las edades desde los 12/13  años hasta los 16/ 18, es el período donde florece el sistema sexual adulto.

La vigilancia en  estos adolescentes se hace aún más imperiosa, sin caer en la exageración, pues  se les proporciona una educación sexual, realista, cauta, para que sepan las consecuencias de un descuido y SOBRE TODO  se les previene de los depredadores sexuales que se aprovechan de los más jóvenes e inocentes, para abusar de ellos y descargar su patología.

Lo sucedido en una institución MODELO  que me tocó conocer, para el manejo de jóvenes con conductas irregulares, quienes , después de varias terapias, encontraron la luz del camino de sus vidas, por el sendero correcto, con su autoestima en su lugar, sus impulsos, correctamente dirigidos y autorregulados , como las  oficinas de la Senniaf  (Secretaría Nacional  del Niño, el  Adolescente y la  Familia) , en la Vía Ricardo J. Alfaro, donde se respiraba la salud mental adecuada,  el manejo saludable de la niñez a la adolescencia , la autorregulación y el respeto por uno mismo; añaden terror al descubrimiento de los “Hogares Metro Amigos y Fundación Chilibre”,  los cuales, cayeron en manos de gente sin valores y respeto mínimo, por el ser humano, al encontrar esposados, a los discapacidades y contagiadas de enfermedades venéreas a las jovencitas.

Urge prestar atención a nuestros familiares entre 10 y 19 años, para conocer sus amistades, entorno, actividades de ocio  e influencias perniciosas, para prevenir que los abusen, le deshonren su  inocencia y probablemente, el resto de su vida.

 

Alfredo A. Arango
Psicólogo, Docente y Escritor
[email protected]



Metrolibre