Hacia reactivación económica

  • Cristobal Silva.
Cristóbal Silva |

Estamos aún bajo el azote de la pandemia del COVID-19, la cual tiene efectos tanto sobre la salud de todos nosotros y con efectos económicos cada vez mayores. Pero es menester seguir luchando para vencer el virus y lograr una reactivación económica segura, es decir con un virus controlado, para poder entrar en una era pos pandemia con igualdad para todos. 

Tenemos que reconocer que la actividad económica en el mundo está cayendo más de lo previsto en un principio debido a una pandemia que no cede, y en consecuencia los impactos negativos recrudecen.

En consecuencia, los gobiernos han incrementado la severidad de las medidas de contención, ante el persistente aumento de los casos diarios de los contagios y muertes. En la mayoría de los países de la región de América Latina, se evidenciará una caída del producto interno bruto (PIB) en porcentajes importantes.

La tasa de desocupación aumentará significativamente. El número de personas en situación de pobreza se incrementará en varios millones. Ante este escenario, los países de la región han emprendido grandes esfuerzos fiscales para hacer frente a la emergencia sanitaria y mitigar sus efectos sociales y económicos.

Sin duda, además de los esfuerzos nacionales, se buscará apoyo financiero en las entidades de cooperación internacional para poder ampliar espacios que generen posibilidades de un mayor financiamiento en condiciones crediticias favorables y que permitan un alivio de la deuda en los países.

Al mismo tiempo, hay que avanzar en la reducción de la desigualdad social que parece promociona mayor nivel de contagios en la clase social más vulnerable. Esto es necesario para poder lograr un control eficaz de la pandemia y para una recuperación económica sostenible, dado los efectos significativos que sufren las economías en los países. * El autor es ingeniero. 

 

Cristóbal Silva 
[email protected]
 



Metrolibre