¿Nuevamente Confinamiento? Sí o No

  • ML | Dr. José Luis Moreno Castillo.
Dr. José Luis Moreno Castillo |

Nuestra generación ha sido protagonista y actor principal de una de las más graves Pandemias que está padeciendo la humanidad en los últimos 100 años.

Hemos sido espectadores de primera fila, gracias a que la tecnología audiovisual nos permite enterarnos en tiempo real de la evolución de la misma.

Con gran angustia y desasosiego, observavamos como evolucionaba la curva epidémica en los países asiáticos y europeos,  ocurriendo la temida segunda ola que obligaba volver al confinamiento. Así, la experiencia vivida esas grandes metróplis al obtener resultados positivos frenando la Pandemia de COVID-19, debe servirnos de punto de referencia para tomar las mejores decisiones en nuestro país.  

El sentido común y las cifras estadísticas nos indican que en Panamá,  podríamos estar llegando al punto de no-retorno del control del evento pandémico, en donde la consecuencia inmediata será una utilización explosiva de la de los servicios de salud, con una aumento en la mortalidad de la población contagiada, especialmente en los pacientes con padecimientos crónicos y de edad avanzada.

Considerando que el virus se multiplica en forma exponencial, lo podriamos  comparar con la punta de un iceberg, la cual no es el tamaño real del témpano de hielo que vemos.  Esta porción representa al grupo de individuos con pruebas positivas para COVID, de las cuales el 15 a 20% de esas personas infectadas pueden sufrir un COVID-19 sintomático y obligarlos a requerir de los servicios generales de salud. Alrededor de un 5 % de este grupo requiere una unidad de cuidados intensivos; Oculta bajo el agua, está la enorme masa de hielo, la cual corresponde a la numerosa población infectada asintomática, que es la que mantiene al virus circulando continuamente en la comunidad.

Estamos acércandonos peligrosamente y con rapidez al momento en que las instalaciones sanitarias, los insumos, los equipos de protección y la condición de salud fisico-mental del personal de salud podrian colapsar estrepitosamente.  

Países vecinos y del mundo,  están aplicando nuevamente la medida de la cuarentena total. En nuestro territorio, deberá ser diseñada con la participación de los expertos en Epidmiología y Salud Pública en coordinación con el  Gobierno Nacional, Ministerio de Salud, Caja de Seguro Social y la Empresa Privada entre otros.  

El nudo crítico de la misma es que se debe garantizar a las personas de bajos recursos y a los humildes carentes de un salario, el monto necesario para sufragar la canasta básica familiar. Comprendo que es una decisión difícil y controversial; Me atrevo a preguntar si tratar de reactivar la economía con cientos de personas acudiendo a los centros de atención médica, con carencia de camas, escasez de insumos y equipos así como personal de salud agotado para atenderlos, en tanto que otros ciudadanos se encuentran en los centros comerciales, volviendo a la ¨nueva normalidad¨?

Cuanto será la cuota de defunciones que tendriamos que contabilizar por un Sí o un No? Es incuestionable que para poder tener una recuperacion de la economía, deben gozar de buena salud los trabajadores. La cuarentena es una válvula de de escape necesaria que servirá de desahogo o respiro.

Esta medida puede evitar muchas muertes y nos permitirá diseñar una vuelta a la nueva normalidad, una vez se logre el aplanamiento de la curva de tal forma que podamos, al levantar el confinamiento, tener menos posibilidad de re-brotes y nuevas oleadas.

 

Dr. José Luis Moreno Castillo
Infectología - Medicina Interna
[email protected]
 



Metrolibre