Ahogamientos. ¿Qué hacemos?

  • Eduardo Reyes Vargas.
Eduardo Reyes Vargas |

Un estudio reciente  revela que a nivel mundial ocurren 300,000 muertes por año por ahogamiento no intencional. Es decir personas que por razones diversas mueren ahogadas.

Se realizó en más de cien países de varios continentes. Se ubica como la tercera lesión después de accidentes automovilísticos y caídas. Las edades más perjudicadas  en su mayoría son niños, adolescentes sin excluir otras edades. Ocasiona pérdida en años de esperanza de vida y un dolor intangible en los familiares.

No hablemos de lo económico. Panamá también vive esa realidad. Noticias sobre el tema relatan hechos  acaecidos  en el carnaval reciente. En épocas de temporada  de lluvia o seca, la imprudencia, temeridad  y descuidos  ocasionan estas muertes, igual en edades muy jóvenes de la vida. 

Los esfuerzos preventivos de instituciones que velan por nuestra vida como el Sinaproc caen  en oídos sordos en muchas familias.
No debemos acostumbrarnos a ver estas muertes como algo cotidiano, al igual que otros hechos y conductas lamentables.
 

Toca a nosotros mismos cuidarnos y escuchar  esos consejos que a menudo recibimos de estas autoridades. 
Quizás hay una ligera indolencia pues no son nuestros familiares. 
Por favor cuidemos a los más pequeños inocentes y seamos severos consejeros con los que por imprudencia desafían la 
naturaleza.
* Médico. 



Metrolibre