No más silencio ni víctimas

  • Abdiel Castrellón Gómez.
Abdiel Castrellón Gómez |

Es importante y oportuno resaltar este tema, en vista de que afecta el entorno familiar, como sociedad hay que seguir trabajando en esa línea por la eliminación de la violencia contra la mujer. A todos y todas nos toca. 

Hay diferentes instituciones públicas que están realizando una excelente labor con acciones concretas a través de la red de mecanismos gubernamentales de promoción, igualdad y de oportunidades en Panamá, en referente a este problema social, entre ellos, los ministerios de Trabajo y Desarrollo Laboral; Ambiente; Economía y Finanzas; Vivienda y Ordenamiento Territorial; Desarrollo Agropecuario; Comercio e Industrias; el Instituto de Acueductos y Alcantarillados Nacionales; y el Instituto Panameño Autónomo de Cooperativismo. La violencia contra las mujeres es una de las violaciones de los Derechos humanos más extendidas, persistentes y devastadoras del mundo actual sobre las que apenas se informa, debido a la impunidad de la cual disfrutan los perpetradores, el silencio, la estigmatización y la vergüenza que sufren las víctimas. La violencia se manifiesta de forma física, verbal, sexual, patrinomial y psicológica. 

El Instituto Nacional de la Mujer, una enttidad que ayuda, promueve y concientiza a a población a luchar y prevenir el femicidio y la violencia doméstica, en ese norte el Ministerio Público realiza esfuerzos, para que aquellas mujeres maltratadas acudan e interpongan sus denuncias en las agencias cercanas a donde residen y no callen. Es necesario mantener las campañas para crear conciencia. 

El 79% de las mujeres siguen siendo víctimas número uno y las provincias con mayor denuncias Panamá Oeste, Chiriquí y Colón. Hasta septiembre de este año se habían contabilizado 5 tentativas de femicidos, 13 femicidios y 21 muertes violentas de mujeres.   

Abdiel Castrellón Gómez 
[email protected]
* El autor es investigador social y relacionista público.