Escuela chiricana con el sistema de aprovechamiento de agua lluvia más grande en el país

  • ML | Instituto Profesional y Técnico Monte Lirio.

       El Instituto Profesional y Técnico Monte Lirio, a dos horas y media de la ciudad de David, en la provincia de Chiriquí, y a cinco minutos de la frontera tico-panameña, cuenta con el Sistemas de Captación y Aprovechamiento de Agua Lluvia (SCALL) de mayor capacidad de todas las escuelas de Panamá, dio a conocer MiAmbiente.

      El proyecto, impulsado por el Ministerio de Ambiente y ejecutado por fondos de la Unión Europea a través de la Comisión Centroamericana de Ambiente y Desarrollo (CCAD), beneficia a una población superior a 500 estudiantes, docentes y padres de familia, puesto que este sistema está diseñado para cubrir el 100% de la demanda de consumo humano, además de labores de aseo y del invernadero para cultivo hidropónico.  

      El ministro de Ambiente Milciades  Concepción aseguró que la tecnología aplicada es un avance en las políticas de desarrollo del gobierno nacional; "lo podemos considerar como una opción para suplir la demanda del recurso hídrico a través de la captación de la lluvia mediante mecanismos de canalización hacia un espacio destinado para su almacenamiento y uso posterior", indicó.

      Agregó que “esto no es algo nuevo, pero hacerlo con la tecnología adecuada en sitios con limitado acceso al valioso recurso hídrico, es una ventaja. Además, este SCALL que hoy inauguramos es un proyecto ambientalmente sostenible, debido a que hace uso de la energía solar, para su funcionamiento y no utiliza otro tipo de energía” .

      Panamá se convierte en el quinto país de mundo con más lluvias y el primero en Centroamérica en utilizar este mecanismo para darle un uso sostenible al recurso agua y a su vez, servir como método para reducir los impactos de la actual crisis climática.

      El secretario ejecutivo de CCAD, Urriola, hizo énfasis en que la ejecución de esta obra ha requerido visitas de campo para la recopilación de información técnica, incluyendo información meteorológica, para determinar la alternativa más adecuada para el establecimiento del sistema de captación y aprovechamiento de agua lluvia.

        La tecnología utilizada en los SCALL consiste en captar el agua de lluvia desde el techo, conducirla a través de canales galvanizadas para luego separar las primeras aguas lluvias en dos sedimentadores (Tlaloques 200), filtrarla inicialmente con un filtro para hojas y partículas sólidas mayores a 1 mm, que tiene diámetro de 8 pulgadas y reduce a 4 pulgadas.  El sistema concluye su funcionamiento una vez se llenan los dos sedimentadores; aquí, el agua lluvia es conducida por gravedad a dos tanques flexibles (hidroacumuladores).

        Ecológicamente el proyecto es sostenible debido a que tiene seis paneles solares que abastecen de energía a una bomba sumergible para enviar agua a más de 150 metros de distancia y a una elevación de nueve metros, informó MiAmbiente.

        “Actualmente es el Sistema de Cosecha de Agua Lluvia más grande de todas las escuelas de la República de Panamá, y el primero en la provincia de Chiriquí, con un robusto sistema de filtración de Zeolitas, carbón activado, pulidores y un doble sistema de desinfección compuesto por una lámpara de luz UV y un clorinador en línea”, explicaron el Ingeniero Francisco De Arco y la Ingeniera Daphne Bósquez, Director General y Gerente de Proyectos, respectivamente, de la empresa de Panamá Rainwater, constructora que alcanzó sinergias con la Fundación para el Desarrollo de la Provincia de Veraguas (FUNDEPROVE), esta última contratada por la CCAD para la implementación de este proyecto.  

      Monte Lirio fue una de las comunidades de Renacimiento impactadas por la incidencia del Huracán ETA e IOTA, así lo confirma el profesor Eugenio Vega, quien es el director del IPT: “antes de ese evento hidrometeorológico, teníamos serios problemas de abastecimiento del vital líquido y a buena hora nos favorecen con la gestión del agua potable”.  

      En la localidad donde se implementó este proyecto la oferta pluvial en un área de 350 m2 de captación es mayor a 700,000 litros de agua lluvia al año. Suficiente agua para potabilizarla y abastecer durante 365 días del año a la población estudiantil a razón de 2.7 litros/persona/día, según lo que indica la OMS para consumo humano.

      Para este proyecto, los 75,000 litros de almacenamiento fueron diseñados para suplir la demanda de consumo humano en la época seca, sin embargo, sobrará agua, ya que no todos los estudiantes están presentes en el IPT en sus meses de vacaciones.



      Metrolibre