Panamá vuelve a restringir movilidad por nuevos casos de la COVID-19

  • AFP | Vistas de la ciudad de Panamá.
AFP |

El gobierno de Panamá volvió a restringir parcialmente el movimiento de personas por el aumento de casos de la COVID-19, tan solo unos días después de que realizara una reapertura de sectores económicos y eliminara la cuarentena.

La nueva medida consiste en un toque de queda desde las 5:00 p.m., del próximo sábado hasta las 5:00 a.m., del lunes en las provincias de Panamá y Panamá Oeste, donde reside la mitad de los cuatro millones de habitantes del país centroamericano.

La disposición se toma "ante el comportamiento observado en los últimos días al no cumplir las disposiciones sanitarias establecidas", señaló la ministra de Salud, Rosario Turner.

"Esta medida busca reducir la propagación del virus y evitar el colapso del sistema sanitario", agregó.

Panamá presenta 363 muertos (2,5% tasa de letalidad) y más de 15.000 contagiados, cerca de un millar en los dos últimos días, en los peores registros de Centroamérica. 

El país reabrió el lunes los sectores de la construcción, minería no metálica e industria que estaban inactivos, en un intento por evitar la recesión económica. 

Además, la cuarentena por género, en la que hombres y mujeres podían salir dos horas al día en jornadas diferentes, se sustituyó por un toque de queda nocturno, pero esa flexibilización provocó filas en los supermercados y aglomeraciones en algunos espacios públicos. 



Metrolibre