El entramado entre Odebrecht: Varela y Jaime Lasso

  • ML | Fachada de las oficinas de la Empresa constructora Brasileña Odebrecht.
Redacción Metro Libre |

La filtración de las supuestas conversaciones de WhatsApp del expresidente Juan Carlos Varela sacó a relucir el entramado que se dio en el manejo del caso Odebrecht en Panamá.

Cómo presuntamente el jefe del Estado panameño, en el periodo de 2017 y 2018, estuvo al tanto de toda la investigación y hasta supuestamente coordinó con el médico Jaime Lasso la forma en que se presentarían las cuentas de los dineros que recibió de la constructora brasileña, a través de sociedades como V Tech y Poseidón.

Varela le aseguró en las conversaciones a Lasso que sería sobreseído por el Ministerio Público, incluso coordinó su cita de indagatoria y que al salir lo estaría esperando su hermano “Popi” Varela en su carro para que no enfrentara a los medios de comunicación, según se destaca en el portal varelaleaks.com.

De acuerdo con entrevistas publicadas en medios internacionales como El País de España, la relación del exmandatario Varela con el conglomerado Odebrecht empezó en la campaña electoral de 2009, pero después de esa fecha las dos sociedades offshore, presuntamente de Lasso, siguieron recibiendo millones de dólares del Sector de Operaciones Estructuradas de la constructora.

Las supuestas comunicaciones entre Lasso y Varela fueron varias,  a juzgar por los chats filtrados. Una de ellas se da cuando el médico le escribe al mandatario que Banvivienda le iba a cerrar sus cuentas y plazos fijos. Presuntamente Varela respondió “Banvivienda… Manejaron todas las porquerías de Martín, incluyendo el préstamo a Martiz cuando le vendieron el Consulado y Embajada de Japón”.

En otro de los supuestos mensajes Lasso le escribe a Varela y le dice: “ya es tiempo que nos acerquemos al MP a hacer declaración jurada sobre la relación mía con ellos (Odebrecht) y no seguir reaccionando nada más”.

“Ellos están asustados con la extradición de los hijos”, dijo Varela, a lo que Lasso respondió: “Ellos sí robaron y nada era suficiente…Maleantes de verdad y no han parado de atacar a mi hija”, es parte de los mensajes que se pueden descargar en el portal.

Asimismo, entre los chats descargados del “#VarelaLeaks” hay un presunto mensaje de Varela del 31 de agosto de 2017 en que le dice a Lasso: “Es importante reunión con la Sra (atribuyen que es Kenia Porcell) Siento que podemos proceder, solo déjame tocar base”. Luego, el 1 de septiembre el mandatario le volvió a escribir y supuestamente le dijo: Procede con la Sra.”

Tras esa comunicación, Lasso se presentó el 4 de septiembre en la Procuraduría para rendir declaración y hay un presunto mensaje en que informa que estaba “lleno de medios de comunicación” y Varela supuestamente responde: “Nada de medios”. Entonces, el médico salió en un carro conducido por el chófer de Popi Varela.

En otro mensaje que aparece en el sitio digital anónimo, Lasso le habría dicho a Varela que debía entregar el reporte de gastos de campaña, para probar su declaración. De acuerdo con los mensajes el exmandatario habría respondido que él podría darlas notariadas, “solo que es mejor tu buscar cks (cheques) porque tu pagabas gastos directos…Debes buscar todo”. “La vaina es cómo manejar el tema de lo aportado afuera y enviado a proveedores en Asia que es lo grueso…”, agregó presuntamente Lasso.

También, en el portal, se atribuye que Varela le escribió a Lasso: “A ti te darán tu sobreseimiento”.

De acuerdo con la filtración de los mensajes que le atribuyen al celular de Varela, el gerente general de Credicorp Bank Max Harari y el exmandatario intercambiaron información entre 2017 y 2018 supuestamente sobre cómo avanza el proceso del caso Odebrecht, la ruta de las indagatorias y que los ejecutivos del banco cooperarían con la investigación.

En medio del escándalo que se desató por la difusión de los mensajes publicados en un sitio web, Varela dijo que fueron extraídos de su celular, aunque afirmó que son: “distorsionados, alterados y manipulados con la clara intención de hacer daño”. 

El expresidente explicó en la carta que no ha perdido ni extraviado nunca un celular y responsabilizó la filtración a la pérdida del equipo de interceptación telefónica conocido como pegasus.