Pueblo Bri Bri interpone una denuncia criminal contra el administrador de ANATI

Héctor Huertas, representante legal del pueblo indígena Bri Bri, interpuso hoy en la Procuraduría General de la Nación una denuncia criminal en contra del administrador...
  • Pueblo Bri Bri interpone una denuncia criminal contra el administrador de ANATI
Amanda Robinson |
Héctor Huertas, representante legal del pueblo indígena Bri Bri, interpuso hoy en la Procuraduría General de la Nación una denuncia criminal en contra del administrador encargado de la Autoridad Nacional de (ANATI), el ingeniero Adolfo Noirán, por los supuestos delitos de corrupción, abuso de autoridad en el trámite de titulación de 40 mil hectáreas.

En la querella interpuesta, solicitan a la Procuraduría General de la Nación investigar a Noirán, alegando que ha concedido títulos de propiedad a los colonos que invaden las tierras del pueblo Bri Bri. El abogado señaló que además el Parque Nacional de la Amistad estaría siendo también afectado por estos hechos.


Además, Huertas comentó que presentarán una solicitud a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos para pedir medidas cautelares y exigirle al Estado panameño que suspenda las titulaciones de tierras dentro del predio del pueblo.

“El señor Noiran lo que quiere es desaparecer al pueblo Bri Bri, dejando las tierras de los Bri Bri en la indefensión, no sé cuáles son las intenciones económicas del señor”, afirmó el defensor.

Al mismo tiempo, agregó que “nosotros consideramos que hay algo delicado con respecto a esas 40 mil hectáreas que tienen un gran valor económico”.

Joaquín González, rey Bri Bri, aseguró que Noirán les da el pase a otros campesinos dentro de su territorio, más no a ellos. También calificó como un acto de corrupción el proceso que ha venido llevando a cabo el administrador.

“Estamos tratando de evitar enfrentamientos, queremos resolver la situación vía legal”, dijo el Rey.

El pueblo Bri Bri es miembro de la Coordinadora Nacional de los Pueblos Indígenas de Panamá (COONAPIP) y habitan en las montañas situadas entre Panamá y Costa Rica. Desde hace aproximadamente 30 años luchan para que el área que habitan sea declarada tierra colectiva.



Metrolibre