Denuncian a España por la extradición de un opositor argelino

Los abogados españoles del argelino Mohamed Benhalima denunciaron a España ante una instancia de la ONU por la devolución a su país de este ex...
  • El presidente español, Pedro Sánchez (izq), y su ministro de Exteriores, José Manuel Albares, llegan a la última cumbre de la OTAN el 29 de junio de 2022 en Madrid
      Madrid (AFP) |

      Los abogados españoles del argelino Mohamed Benhalima denunciaron a España ante una instancia de la ONU por la devolución a su país de este ex militar opositor, ignorando los riesgos que corría.

      La demanda, de la que AFP obtuvo una copia este jueves, fue presentada a principios de agosto ante el Comité contra la Tortura de la ONU por su abogado español Eduardo Gómez Cuadrado, del bufete Red Jurídica.

      "El gobierno español maniobró subrepticiamente para lograr la devolución de Benhalima pese al riesgo de tortura que podía correr en Argelia", afirma la denuncia.

      Ésta recuerda además que la ley española "prohíbe la extradición de cualquier persona, no solamente en el caso de riesgo de tortura o maltrato, si no también en caso de peligro de ejecución de la pena de muerte".

      El Comité contra la Tortura de la ONU está integrado por un grupo de expertos independientes que supervisa el cumplimiento de la convención contra la tortura, y sus dictámenes no son vinculantes.

      "Lo que pedimos es que España inicie una investigación sobre qué tipo de interés podía tener para expulsar a Benhalima de una manera tan burda", explicó a la AFP otro abogado de Red Jurídica, Alejandro Gámez.

      Gámez explicó que, además, España vulneró el principio de no discriminación al mezclar "deliberadamente los términos árabe, musulmán, radical, islamista y terrorista para crear una falsa sensación de peligrosidad" de Benhalima y contribuir a su expulsión.

      El gobierno español extraditó en marzo a Benhalima, un antiguo suboficial de 32 años que tomó parte en las grandes protestas que acabaron con la dimisión del presidente Abdelaziz Buteflika. Desde su regreso a Argelia está encarcelado.

      Benhalima había huido de Argelia en 2019 y después llegó a España, donde solicitó asilo.

      El ex militar fue condenado a 10 años de cárcel en rebeldía en su país, en marzo de 2021, por "publicación de informaciones falsas".

      La devolución de Benhalima se produjo en un contexto de tensiones diplomáticas entre España y Argelia después de que Madrid apoyara por primera vez públicamente la propuesta marroquí de autonomía para el Sáhara Occidental, a la que se opone Argel, que apoya al movimiento independentista saharaui Frente Polisario.



      Metrolibre