Pausa en las negociaciones nucleares con Irán, la UE pide "decisiones políticas"

Los negociadores para salvar el acuerdo sobre el programa nuclear iraní en Viena hicieron una pausa, anunció el viernes la delegación de la Unión Europea...
  • El representante de la Unión Europea en las negociaciones sobre el programa nuclear de Irán, Enrique Mora, el 17 de diciembre de 2021 en Viena
      Viena (AFP) |

      Los negociadores para salvar el acuerdo sobre el programa nuclear iraní en Viena hicieron una pausa, anunció el viernes la delegación de la Unión Europea (UE), instando a las diferentes partes a tomar "decisiones políticas".

      Los diplomáticos, reunidos sin interrupción desde hace varias semanas en la capital austríaca, se despidieron este viernes.

      "Los participantes vuelven a sus capitales para consultas e instrucciones con miras a regresar la próxima semana. Ahora se necesitan decisiones políticas", tuiteó el representante de la UE, Enrique Mora, que supervisa las conversaciones en el lujoso palacio Coburg de Viena.

      Tras este "intenso" período, "todo el mundo sabe que llegamos a la fase final, lo que requiere decisiones políticas", coincidieron todos los negociadores jefes de Francia, Alemania y Reino Unido.

      El representante permanente de Rusia ante las organizaciones internacionales en Viena, Mijáil Ulianov, emitió por Twitter un mensaje similar, considerando el proceso en una "fase avanzada".

      - ¿Conversaciones directas? -

      Las negociaciones empezaron en abril en Viena, y fueron retomadas a finales de noviembre tras una interrupción de cinco meses para implementar un "retorno mutuo" al texto de 2015.

      El acuerdo, concluido en 2015 entre Irán, por una parte, y Alemania, China, Estados Unidos, Francia, Reino Unido y Rusia, por otra, proponía a la República Islámica levantar de forma progresiva las sanciones internacionales a cambio de limitar drásticamente su programa nuclear.

      Pero en 2018, Estados Unidos, bajo la presidencia de Donald Trump, se retiró de forma unilateral del acuerdo y volvió a imponer sanciones económicas contra Irán, que respondió dejando de cumplir progresivamente sus compromisos en materia nuclear.

      La llegada a la Casa Blanca de Joe Biden permitió relanzar las discusiones. Estados Unidos participa de manera indirecta sin haberse reunido hasta ahora con los representantes iraníes. La UE y las otras partes hacen de mediadores.

      El lunes, Irán barajó por primera vez negociar directamente con Estados Unidos, que afirmó rápidamente estar dispuesto para estas discusiones "urgentes".

      - El tiempo apremia -

      "Hasta donde sabemos, Irán no ha aceptado aún" indicó el jueves a la prensa Ned Price, portavoz del departamento de Estado.

      Washington insiste en que el tiempo apremia, teniendo en cuenta el progreso del programa nuclear iraní.

      "Tenemos, creo, pocas semanas para ver si podemos volver recíprocamente al respeto del acuerdo", declaró a mediados de enero el jefe de la diplomacia estadounidense, Antony Blinken.

      Francia, por su parte, estimó este viernes que las negociaciones son "difíciles", pero podrían concluirse con éxito.

      "Hay varias indicios de que las negociaciones pueden llegar a buen término", afirmó la presidencia francesa. Aunque, añadió, "todavía hay que aclarar, obtener compromisos de cada una de las partes" sobre algunos puntos, como las garantías de Washington para suprimir las sanciones o las modalidades para controlar el programa nuclear de Teherán.

      El presidente francés Emmanuel Macron podría conversar del tema con su homólogo iraní Ebrahim Raisi en los próximos días, según fuentes del Elíseo, la presidencia francesa.

      A principios de la semana la propia República Islámica aludió a "progresos que van en la buen dirección" aunque "quedan en suspenso temas importantes" que requieren "decisiones políticas" de Estados Unidos.

      Washington se niega a hacer predicciones.

      "Nos estamos acercando a un posible acuerdo, pero no puedo decir cuál es la probabilidad" de un resultado positivo, dijo el jueves Brett McGurk, enviado de la Casa Blanca para Oriente Medio. Tampoco descartó un escenario de "ruptura" de las conversaciones si no se logra un compromiso político en los próximos días y semanas.



      Metrolibre