Rhodes, el líder de extrema derecha que tramó el ataque al Capitolio

Stewart Rhodes, el licenciado en derecho con parche en un ojo que fue acusado de sedición por el asalto al Capitolio, pasó años preparándose para...
  • El fundador del grupo de extrema derecha Oath Keepers, Stewart Rhodes, el 11 de febrero de 2019 en un mitin de Donald Trump en el Paso, Texas
      Washington (AFP) |

      Stewart Rhodes, el licenciado en derecho con parche en un ojo que fue acusado de sedición por el asalto al Capitolio, pasó años preparándose para luchar contra un gobierno que considera cada vez más represivo y estaba dispuesto a librar "una guerra civil".

      Rhodes, de 56 años, es considerado el líder del grupo de extrema derecha Oath Keeper que encabezó el ataque al Capitolio por parte de partidarios del expresidente Donald Trump, almacenando armas para una insurrección armada.

      En el acta de acusación, el Departamento de Justicia detalla chats encriptados en los que Rhodes insta a los miembros de Oath Keeper a prepararse para una revolución después de que Trump fuera derrotado por el demócrata Joe Biden en las elecciones de noviembre de 2020.

      "No vamos a superar esto sin una guerra civil", les dijo. Aunque Biden se convierta en presidente, afirmó, "será una lucha sangrienta y desesperada... Eso no se puede evitar".

      Rhodes, acusado de sedición junto con otros diez Oath Keepers, predijo este destino desde que fundó el grupo en 2009 con el pretexto de que el gobierno federal invadía cada vez más los derechos de los ciudadanos.

      - De Yale a la conspiración -

      Elmer Stewart Rhodes nació en 1966 y poco se sabe de su educación, excepto que se crió en el suroeste de Estados Unidos.

      Se alistó en el ejército al terminar los estudios de secundaria, pero fue dado de baja antes de tiempo debido a una lesión durante un ejercicio de paracaidismo.

      Su exesposa Tasha Adams Rhodes, con quien tuvo seis hijos, dice que se conocieron cuando él trabajaba de aparcacoches y ella enseñaba baile en Las Vegas.

      También trabajaba como instructor de armas de fuego y perdió un ojo al ser alcanzado por el disparo de un arma que se le había caído. En 1998 se graduó en una universidad local y fue aceptado en la facultad de derecho de la universidad de Yale, una de las más prestigiosas del país.

      Después montó un bufete de abogados en Montana donde desarrolló la idea de Oath Keepers, uno de los grupos "patriotas" de derecha que ha surgido en las últimas dos décadas.

      Su máxima: estar preparados para luchar contra un gobierno que se vuelva demasiado represivo e imponga restricciones a la posesión de armas.

      La Liga Antidifamación afirma que la lista de principios de Rhodes que predice que Washington se volverá profundamente autoritario "revela su mentalidad conspiranoica extrema".

      - Un talento -

      Rhodes escribió un blog sobre política y la supuesta amenaza de la izquierda estadounidense, que despertó interés entre muchos hombres blancos con experiencia militar y policial y atrajo a miles de simpatizantes.

      "Resultó tener talento para hacer que las ideas marginales fueran más atractivas", escribió Mike Griglio sobre Rhodes en la revista The Atlantic.

      Su esposa dijo de que es un sociópata narcisista. "Se ve a sí mismo como una gran figura muy venerada en la historia. Sus seguidores lo llaman el próximo George Washington", cuenta.

      A medida que el grupo iba creciendo, Rhodes asistió a mítines republicanos y movilizó a miembros de Oath Keepers, armados y con ropa de combate, para "mantener la paz" mientras se celebraban, y durante disturbios sociales, como los de Ferguson en 2014 después de que la policía disparara a un hombre negro.

      Aunque suelen ser antigubernamentales, Rhodes y Oath Keepers eran partidarios de Trump cuando se presentó a la presidencia. Apareció con frecuencia en el programa InfoWars de Alex Jones, promotor de la política de extrema derecha, y acudió como invitado especial a un mitin de Trump en 2019.

      - Almacenar armas -

      Según el Departamento de Justicia, el grupo se hizo eco de la afirmación de Trump de que la victoria electoral de Biden en noviembre de 2020 fue ilegítima.

      Rhodes instó a Trump a declarar una emergencia nacional y la ley marcial, y comenzó a planificar la insurrección del 6 de enero en el Capitolio.

      Se entrenaron para una "guerra no convencional".

      Si Biden se convierte en presidente "tendremos que hacer una revolución masiva y sangrienta", les dijo Rhodes dos semanas antes de los disturbios.

      La acusación documentó que Rhodes gastó decenas de miles de dólares en armas, municiones y otros equipos antes del ataque.

      Almacenaron las armas con "fuerzas de reacción rápida" basadas en hoteles a las afueras de la ciudad para movilizarlas cuando se les diera la orden.

      Ni siquiera lo mantuvo en secreto. "Ya tenemos hombres estacionados en las afueras de DC (Washington) como una opción nuclear. En caso de que intenten destituir al presidente ilegalmente lo evitaremos", dijo en InfoWars.

      "Estaremos en el interior de DC, también estaremos en las afueras de DC, armados, preparados para entrar si el presidente nos llama".



      Metrolibre