EEUU conmemora el fin de la esclavitud, un aniversario con gran resonancia

Con marchas, barbacoas, música y discursos, Estados Unidos celebró este sábado el "Juneteenth", un flamante feriado nacional para conmemorar el aniversario del fin de la...
  • Una estatua de George Floyd inaugurada el sábado en Brooklyn Estados Unidos conmemora el fin de la esclavitud, un aniversario con gran resonancia
      Nueva York (AFP) |

      Con marchas, barbacoas, música y discursos, Estados Unidos celebró este sábado el "Juneteenth", un flamante feriado nacional para conmemorar el aniversario del fin de la esclavitud, un año después de la muerte del afroestadounidense George Floyd.

      Cientos de eventos tuvieron lugar en todo el país, desde Nueva York hasta Los Ángeles, y fundamentalmente en Galveston, Texas, el corazón simbólico de la conmemoración del 19 de junio.

      El asesinato de Floyd, ocurrido en mayo de 2020 a manos de un policía blanco en Minneapolis (norte), desencadenó un movimiento en Estados Unidos y el exterior contra el racismo y la brutalidad policial.

      Esta movilización contribuyó, entre otras cosas, a elevar el perfil del "Juneteenth".

      Contracción de las palabras "June" y "19" en inglés, el "Juneteenth" alude al 19 de junio de 1865.

      Ese día, un general del ejército llegó a Galveston e informó a los esclavos que eran libres, dos meses después del fin de la Guerra Civil, y dos años y medio después de que el presidente Abraham Lincoln emitiera la Proclamación de Emancipación.

      Ocasión festiva desde 1866, el "Juneteenth" lo es aún más este año porque es también el primer acontecimiento nacional que se celebra sin restricciones sanitarias, al haberse levantado en las últimas semanas la mayoría de las medidas para luchar contra la pandemia de coronavirus.

      Y el jueves, el presidente Joe Biden promulgó una ley que convierte al 19 de junio en un feriado nacional,.

      "Me siento maravillosa, me siento orgullosa, siento una sensación de logro por la lucha", dijo Sharonda Newby en un mitin en Galveston, donde creció.

      "Siento que nos han dado algo de impulso, algo de resistencia para seguir avanzando", agregó.

      "Se demoró mucho en llegar", comentó Cheryl Green, de 68 años, presente en la inauguración en Brooklyn de una estatua de George Floyd.

      "Es bueno que la gente reconozca lo que pasó (...) No deberíamos olvidar nunca y no debería volver a repetirse", dijo esta afroestadounidense que reside en el barrio neoyorquino. "Los cambios se están haciendo lentamente, pero con seguridad".

      En Washington, varios cientos de personas celebraron el aniversario bailando en la avenida que conduce a la Casa Blanca, rebautizada como Black Lives Matter Plaza desde las enormes protestas antirracistas provocadas por la muerte de Floyd.

      Kevin Blanks, un educador negro de 29 años, decidió asistir a la marcha para denunciar el racismo "todavía demasiado arraigado en el ADN de este país".

      "Nuestros antepasados lucharon tan duro", abundó Danique McGuire, de 51 años, y aseguró que "todavía queda un largo camino por recorrer" antes de que los afroamericanos sean realmente libres en Estados Unidos.

      Una encuesta publicada el martes por el Instituto Gallup mostró que el 28% de los estadounidenses "no sabía nada" sobre el aniversario.

      - Conmemoración "surrealista" -

      "Es un poco surrealista celebrar (este día) al tiempo que libramos una lucha contra los ataques" al derecho al voto de las minorías, tuiteó el senador local negro de Pensilvania Sharif Street.

      Entre enero y mayo, 14 estados de Estados Unidos, entre ellos Georgia y Florida, aprobaron leyes para restringir las posibilidades de voto, medidas que se interpretan como destinadas a reducir la influencia del voto de las minorías, especialmente de la comunidad negra.

      Actualmente se está debatiendo en el Senado un proyecto de ley para garantizar un amplio acceso al voto, pero su destino parece muy incierto, ya que muchos legisladores republicanos se oponen a él.

      Para Farah Louis, concejal municipal negra de Nueva York, la proclamación del "Juneteenth" como día feriado y el impulso del movimiento post-Floyd ofrecen "una oportunidad" para la comunidad negra.

      "Hay que golpear el hierro mientras está caliente", dijo, en referencia al debate sobre compensar con indemnizaciones a los afroestadounidenses por los estragos de la esclavitud.

      El viernes, los alcaldes de 11 ciudades, incluidas Los Ángeles y Denver, se comprometieron a abordar el tema e invitaron al Congreso y al gobierno de Estados Unidos a seguir su ejemplo.

      "Vemos cambios" en el país, dijo Terrence Floyd en la inauguración en Brooklyn del busto en honor a su hermano George.

      El joven, que vive en Nueva York, creó recientemente un grupo llamado "We Are Floyd" para ayudar a "mantener el cambio", según dijo a la AFP. "Ahora ya no es un momento. Es un movimiento".



      Metrolibre