Senadores demócratas y republicanos acuerdan sobre plan de infraestructura de EEUU

Diez legisladores de los dos principales partidos de Estados Unidos anunciaron el jueves un acuerdo tentativo sobre un plan de infraestructura "realista", tras el colapso...
  • El senador demócrata estadounidense Joe Manchin abandona el Capitolio, sede del Congreso de Estados Unidos, después de una votación, el 10 de junio de 2021 en Washington, en el marco de negociaciones bipartidaria sobre un acuerdo en materia de infraestructura.
      Washington (AFP) |

      Diez legisladores de los dos principales partidos de Estados Unidos anunciaron el jueves un acuerdo tentativo sobre un plan de infraestructura "realista", tras el colapso de las negociaciones entre el presidente Joe Biden y los legisladores republicanos.

      El acuerdo, considerablemente menos ambicioso que el plan original de empleo de 2,3 billones de dólares de Biden, estaría "totalmente pagado y no incluiría aumentos de impuestos", dijeron cinco demócratas y cinco republicanos en un breve comunicado.

      "Nuestro grupo (...) ha trabajado de buena fe y ha llegado a un acuerdo bipartidista sobre un marco de compromiso realista para modernizar la infraestructura y las tecnologías energéticas de nuestra nación", dijeron.

      Los detalles del plan no figuran en la declaración, lo que sugiere que existen dudas acerca de si en su forma actual será aprobado por ambas partes y la Casa Blanca.

      Medios estadounidenses que citan fuentes cercanas al acuerdo informaron que asciende a 1,2 billones de dólares en ocho años, con unos 579.000 millones de dólares de nuevos gastos, sin que se instituyan nuevos impuestos a las empresas o las rentas.

      El enigma de cómo pagar las mejoras a carreteras, puentes, puertos, tuberías y conexiones a Internet, que se produjo inmediatamente después de un gran gasto para reactivar la economía devastada por la pandemia de covid-19, fue un punto clave en las negociaciones recientes entre Biden y los republicanos liderados por la senadora Shelley Moore Capito.

      Biden planteaba un aumento en la tasa de impuestos corporativos del 21% al 28% para ayudar a pagar el gasto en infraestructura. Luego señaló que estaría abierto a revisiones.

      Los republicanos ratificaron su oposición a cualquier cambio en las tasas impositivas.

      El nuevo grupo, que incluye a los senadores republicanos Mitt Romney y Rob Portman y los demócratas Joe Manchin y Kyrsten Sinema, dijo que estaban discutiendo su enfoque con la Casa Blanca y colegas del Congreso.

      Los diez siguen siendo "optimistas de que se pueda sentar las bases para obtener un amplio apoyo de ambas partes y satisfacer las necesidades de infraestructura de Estados Unidos", según dijeron.

      Los republicanos se han las disposiciones de la propuesta de Biden como la modernización de las escuelas públicas, la mejora de los servicios de atención de Medicaid y el apoyo al combate al cambio climático a través de proyectos como la remodelación de los hogares.

      Las propuestas para pagar el último paquete incluyen indexar el impuesto a la gasolina a la inflación y emplear fondos de ayuda creados para la emergencia sanitaria que no han sido utilizados.

      El plan de acrecentar los gravámenes a la gasolina corre el riesgo de ser rechazado por Biden, quien ha enfatizado que no quiere aumentar los impuestos a las personas que ganan menos de 400.000 dólares al año.



      Metrolibre