Destituciones en El Salvador encienden las alarmas del autoritarismo

El sábado, tras instalarse la nueva Asamblea Legislativa, se procedió a destituir a los cinco magistrados propietarios y suplentes de la Sala de lo Constitucional, y de inmediato se nombró a su reemplazo
  • AFP | El presidente de El Salvador, Nayib Bukele, durante una conferencia de prensa.
      Redacción Metro Libre |

      La destitución, con el apoyo del Congreso, a un grupo de jueces de la Corte Suprema, por el presidente de El Salvador, Nayib Bukele,  encendió las alarmas sobre intentos de concentración de poder.

      También fue destituido el fiscal general, Raúl Melara, y en su lugar fue nombrado, el abogado Rodolfo Delgado. 

      A través de un comunicado,  25 organizaciones de la sociedad civil salvadoreña, entre ellas gremios empresariales señalaron que “condenamos categóricamente este golpe de Estado, avalado por el presidente Bukele y ejecutado por diputados de los partidos Nuevas Ideas, Gana, PCN y PDC”.

      Agregaron que “mediante la cooptación de la justicia pretenden consumar un ya incuestionable proyecto político autoritario en el que todos los poderes responden a una sola persona”.

      En tanto, la Organización de Estados Americanos (OEA), advirtió que "cuando las mayorías eliminan los sistemas de pesos y contrapesos en el marco institucional, están alterando la esencia de funcionamiento del mismo".

      Mientras que,  la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) pidió al presidente Bukele "garantizar la separación de poderes y el orden democrático". 

      El  presidente de la ONG Oficina en Washington para Asuntos de América Latina (WOLA), Geoff Thale manifestó que “el presidente Bukele y sus aliados están usando su nueva mayoría en la Asamblea para destituir adversarios políticos. Éste es un claro ataque a las instituciones democráticas del país y una preocupante concentración de poder”.

      Por su parte, el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, pidió  a El Salvador respetar la separación de poderes.

      "El secretario general llama a respetar las disposiciones constitucionales, el Estado de Derecho y la división de poderes, con el fin de preservar el progreso democrático logrado por el pueblo salvadoreño desde la firma del acuerdo de paz" de 1992, dijo Stéphane Dujarric, portavoz de Guterres. 

      El mandatario de El Salvador  se mostró dispuesto a seguir trabajando con la comunidad internacional, pero aseguró que  "estamos limpiando nuestra casa y eso no es de su incumbencia”.

      La primera medida adoptada el sábado pasado por la nueva Asamblea Legislativa unicameral, donde los aliados de Bukele tienen 61 de 84 escaños, fue destituir a los 5 miembros de la Sala Constitucional de la Corte Suprema, la más importante de ese tribunal.

       

      Bukele anticipa más destituciones de los  funcionarios en El Salvador

       El presidente de El Salvador, Nayib Bukele, adelantó  la posibilidad de continuar con la remoción de funcionarios, dos días después de que Congreso, dominado por sus aliados, destituyó a los magistrados constitucionalistas de la Corte Suprema de Justicia y al Fiscal general. "El pueblo no nos mandó a negociar. Se van. Todos", escribió el mandatario en Twitter sin precisar qué funcionarios siguen en la mira . "Aquí nos costó 30 años botar el régimen que nos tenía en la miseria, en la corrupción, en la inseguridad y en la desesperanza", subrayó.   

      FECAMCO condena los  acontecimientos 

       FECAMCO indicó que “lamentamos y condenamos los acontecimientos suscitados en El Salvador en la primera sesión de la nueva Asamblea Legislativa que ha tomado funciones el 1 de mayo, ya que dichas actuaciones violentan el Estado de Derecho transgrediendo el buen funcionamiento de los distintos poderes de Estado”.    

       

      OpinionOpinion

       

       

       



      Metrolibre