Líder independentista escocesa niega acusaciones de injerencia en caso contra su predecesor

La primera ministra de Escocia, la independentista Nicola Sturgeon, acusada de interferir y mentir en el marco de una investigación por agresiones sexuales contra su...
  • La primera ministra de Escocia, la independentista Nicola Sturgeon, el 3 de marzo de 2021 en Edimburgo
      Edimburgo (AFP) |

      La primera ministra de Escocia, la independentista Nicola Sturgeon, acusada de interferir y mentir en el marco de una investigación por agresiones sexuales contra su predecesor, Alex Salmond, afirmó el miércoles haber "actuado apropiadamente", defendiéndose ante los llamados a su dimisión.

      "He escrutado mi alma sobre todo esto muchas, muchas veces", afirmó Sturgeon, de 50 años, ante una comisión de investigación del parlamento escocés en Edimburgo.

      "Pero en una de las situaciones políticas y personales más odiosas a las que me he enfrentado, creo que actué de forma correcta y adecuada", agregó durante una comparecencia televisada que despertó gran expectación por las posibles consecuencias de este escándalo para el proyecto independentista escocés.

      Reforzados por el Brexit y la muy criticada gestión de Londres a la pandemia de coronavirus, los independentistas del Partido Nacionalista Escocés (SNP) esperan lograr un contundente resultado en las legislativas regionales del 6 de mayo, para blandirlo ante el gobierno de Boris Johnson como un mandato a favor de un segundo referéndum de autodeterminación.

      Tras una consulta en 2014 en que se impuso por 55% permanecer en el Reino Unido, Sturgeon prometió organizar un nuevo reférendum en la próxima legislatura.

      Pero, además de los crecientes llamamientos a su dimisión por este caso, la disputa con Salmond, de 66 años --primer ministro de Escocia de 2007 a 2014 y líder del SNP durante más de 20 años-- podría costarle muchos votos al partido, dando al traste con sus planes.

      - Cambios en el contexto del #MeToo -

      A mediados de 2018 dos funcionarias del gobierno escocés presentaron denuncias de agresión sexual contra Salmond. Tras una investigación interna, el ejecutivo de Sturgeon, conocida defensora de los derechos de las mujeres, denunció los hechos a la policía.

      Meses antes, la primera ministra había ordenado un cambio en la forma de gestionar las acusaciones de acoso sexual en el contexto del movimiento #MeToo.

      Pero más tarde se supo que el responsable de la investigación había tenido contactos previos con las denunciantes y un tribunal acabó concluyendo que esta estuvo "contaminada por una aparente parcialidad".

      "Aunque el gobierno cometió errores (...) no tenemos nada que ocultar", afirmó el miércoles Sturgeon, explicando que en pleno #MeToo "había que prepararse" aunque "tres años después la gente piense que era una reacción excesiva".

      "Me negué a permitir que un hombre poderoso siguiera la vieja vía de conseguir lo que quería", agregó.

      Salmond fue detenido en enero de 2019 y acusado de múltiples cargos de agresión sexual contra nueve mujeres, incluido intento de violación, pero fue absuelto de todos en un juicio en marzo en que fustigó "fabricaciones deliberadas con un propósito político".

      Acusó después a su exprotegida de haber mentido a los diputados, en particular sobre una reunión mantenida con su exjefe de gabinete, Geoff Aberdein, en marzo de 2018, en la que este la habría puesto al corriente de las acusaciones contra él.

      La primera ministra aseguró que había "olvidado" esa reunión. Y ante la comisión insistió en que no estuvo implicada en la investigación interna de las denuncias, calificando de "absurda sugerencia que alguien actuó (...) como parte de un complot" contra su exmentor.

      - Llamados a dimitir -

      El Parlamento escocés está investigando cómo el gobierno manejó las denuncias iniciales contra Salmond y si Sturgeon interfirió en la investigación o mintió a la cámara.

      "Si se establece que un ministro ha violado el código ministerial, creo que la gente espera una dimisión", dijo el domingo el nuevo líder del Partido Laborista escocés, Anas Sarwar.

      Y el líder del Partido Conservador de Johnson en Escocia, Douglas Ross, anunció el martes que su formación presentará una moción de censura contra Sturgeon.

      Pero la líder cuenta con el apoyo de su formación, que denuncia maniobras para debilitarla a pocas semanas de unas elecciones decisivas.

      Ian Blackford, líder del SNP en el Parlamento de Westminster, defendió su "integridad" en una entrevista con la BBC el miércoles.

      En una comparecencia el viernes, Salmond acusó al gobierno de ocultar deliberadamente documentos comprometidos y de ignorar el consejo de sus asesores legales al persistir en el caso a sabiendas de que no podían ganar, ensañándose contra él.

      Sturgeon lamentó públicamente que los "errores" en la querella legal por su gobierno llevaran a que se desestimasen las acusaciones de las mujeres y se derrochara dinero público.



      Metrolibre