Elecciones presidenciales en Guinea abren delicado ciclo electoral en África Occidental

Los guineanos votaban el domingo para elegir a su próximo presidente en unos comicios bajo tensión, para los que el presidente saliente, Alpha Condé, pidió...
  • Guineanos hacen fila en un colegio electoral de Conakry para elegir nuevo presidente, el 18 de octubre de 2020
Conakry (AFP) |

Los guineanos votaban el domingo para elegir a su próximo presidente en unos comicios bajo tensión, para los que el presidente saliente, Alpha Condé, pidió "evitar cualquier violencia" y que constituyen la primera cita de una serie de elecciones en África Occidental.

"Mi deseo es que la elección sea libre, democrática y transparente, que todo transcurra en paz y tranquilidad. [...] Pedimos a todos los candidatos a evitar cualquier acto de violencia", dijo Condé tras votar en un colegio cerca de su residencia oficial.

En el barrio de Kalum, epicentro del poder en Conakry, la votación comenzó media hora antes de lo previsto en el colegio Federico Mayor, constataron periodistas de la AFP.

En principio, los centros de votación deberán permanecer abiertos hasta las 18H00 (GMT y locales).

Esta elección, la primera de una serie de cinco presidenciales en los países de África Occidental antes de que acabe el año, se desarrolla en un clima de crispación que hace temer altercados, sobre todo con el anuncio de los resultados, en un país acostumbrado a que los antagonismos políticos provoquen derramamientos de sangre.

Mohamed Fode Camara, elector en Kalum, dice temer el día de la proclamación de resultados. "Queremos la paz, no la lucha", asegura.

- "Muchos cambios" -

Doce candidatos compiten para dirigir este país de unos 12 millones de habitantes, entre los más pobres del mundo peses a sus inmensos recursos naturales.

El resultado debería jugarse entre el presidente saliente Alpha Condé, de 82 años, que se presenta a un tercer mandato, y su tradicional oponente, Cellou Dalein Diallo, de 68 años.

Ambos se enfrentaron en 2010, en las primeras elecciones consideradas como democráticas tras décadas de regímenes autoritarios, y luego en 2015. Condé ganó en las dos ocasiones.

Alpha Condé reivindica haber enderezado un país que encontró en ruinas y haber hecho avanzar los derechos humanos. Diallo, por su parte, propone "pasar página de la pesadilla de diez años de mentiras", criticando represión policial, corrupción, desempleo juvenil y pobreza.

"Esperamos muchos cambios, sobre todo para el empleo de los jóvenes", explica Alpha Barry, de 37 años, tras haber votado.

Durante meses, la oposición se movilizó contra la perspectiva de un tercer mandato de Condé. La protesta fue duramente reprimida, y decenas de civiles murieron.

El número de mandatos presidenciales está limitado a dos. Pero para Condé, la Constitución que hizo adoptar en marzo pone el contador a cero.

La campaña estuvo salpicada de insultos, incidentes y obstrucciones, y de enfrentamientos que dejaron varios heridos entre militantes. La importancia de pertenencias étnicas se suma a la volatilidad de la situación.

La publicación de un resultado nacional se demorará unos días. Una posible segunda vuelta está programada el 24 de noviembre.

Además de Guinea, este año hay elecciones en Costa de Marfil, Burkina Faso, Ghana y Níger.



Metrolibre