Miles de manifestantes en Polonia tras detención de una activista LGTB

Miles de personas protestaron este sábado en toda Polonia en solidaridad con la comunidad LGTB y contra la violencia policial, un día después de la...
  • Miles de simpatizantes de la población LGBT se manifiestan en el centro de Varsovia contra la detención de la activista por los derechos de los gays Margo en Varsovia, Polonia, el 8 de agosto de 2020.
Varsovia (AFP) |

Miles de personas protestaron este sábado en toda Polonia en solidaridad con la comunidad LGTB y contra la violencia policial, un día después de la detención de una activista de los derechos de los homosexuales y de 50 manifestantes que intentaban impedir el arresto.

Los detenidos intentaron el viernes por la noche evitar el arresto de una activista LGTB, conocida como Margot, después de que un tribunal decidiera ponerla bajo detención preventiva durante dos meses.

La mayor manifestación tuvo lugar en el centro de Varsovia, con miles de personas. Algunas llevaban banderas o paraguas arcoíris.

"Nos reunimos para protestar juntos contra la violencia y la homofobia sistémica", declararon los organizadores, una coalición de grupos de defensa de los derechos de los homosexuales, en un comunicado.

"¡Empatía, solidaridad, acción!", se leía en una de las pancartas, mientras que algunos manifestantes coreaban eslóganes contra la policía y otros gritaban "¡Nunca caminarás sola!", refiriéndose a la activista detenida.

En Lublin, una ciudad al sureste de Varsovia que se declaró "zona sin LGTB", un pequeño grupo de manifestantes, en su mayoría jóvenes, desfiló y se congregó delante de la oficina del fiscal local.

"Gay por nacimiento, orgulloso por elección" y "la solidaridad es nuestra arma", proclamaban las pancartas. Los militantes también llevaban bolsas y globos arcoíris.

"Estamos cansados de este gobierno", declaró Julia, de 17 años, quien se negó a dar su apellido por miedo a represalias.

- "Liberación inmediata" -

Sólo el 29% de los polacos apoya el matrimonio gay, según un sondeo realizado por el instituto CBOS en 2019.

Durante la campaña electoral antes de las elecciones presidenciales de julio, los conservadores en el poder en Polonia, un país muy católico, utilizaron una retórica anti-LGTB, lo que desató protestas de instituciones internacionales.

El presidente conservador Andrzej Duda, quien fue reelegido, comparó entonces la "ideología LGTB" con el "neobolchevismo".

El jueves, al prestar juramento en el Parlamento, los diputados de izquierda llevaban los colores de la bandera arcoíris que se ha convertido en un emblema antigubernamental en Polonia, sobre todo durante los últimos meses.

Esta semana, la policía polaca acusó a tres personas de profanación de estatuas y de atentar contra el sentir religioso después de que unos activistas cubrieran varios monumentos de Varsovia, incluido uno de Jesucristo, con banderas LGTB.

Margot, cuyo arresto el viernes provocó empujones con la policía, fue llevada bajo su identidad masculina ante un tribunal. Se le acusa de haber dañado en junio una furgoneta que llevaba inscripciones homófobas en Varsovia y de haber empujado a una voluntaria de una fundación antiaborto dueña del vehículo.

La furgoneta de la asociación antiaborto "Fundación proderecho a la vida" circula con frecuencia por el centro de Varsovia, cubierta con carteles que vinculan la homosexualidad y la pederastia.

Durante los altercados del viernes, 48 personas fueron arrestadas.

La detención de Margot provocó protestas de la oposición y de instituciones internacionales.

"Pido la liberación inmediata de la activista LGTB Margot (...). La orden de detenerla durante dos meses envía una señal muy aterradora para la libertad de expresión y los derechos de los LGTB en Polonia", escribió este sábado en Twitter la comisaria de derechos humanos del Consejo de Europa, Dunja Mijatovic.

"Me gustaría que se persiguiera a los criminales peligrosos con tanto ahínco como a los militantes", dijo el viernes Hanna-Gill Piatek, una diputada de izquierda presente en la manifestación.



Metrolibre