Diálogo entre Serbia y Kosovo está encaminado, según la UE

El diálogo entre Serbia y Kosovo está en marcha para intentar resolver un espinoso conflicto territorial, celebró este domingo la Unión Europea (UE), tras una...
  • Combinación de los retratos del primer ministro kosovar, Avdulá Hoti (izq), y del presidente de Serbia, Aleksandar Vucic
Bruselas (AFP) |

El diálogo entre Serbia y Kosovo está en marcha para intentar resolver un espinoso conflicto territorial, celebró este domingo la Unión Europea (UE), tras una reunión telemática entre los líderes de ambos países, previa al encuentro cara a cara que tendrán el jueves en Bruselas.

El presidente serbio, Aleksandar Vucic, y el primer ministro kosovar, Avdulá Hoti, acordaron la agenda de su cita del jueves, informó el representante especial de la UE para los para los Balcanes Occidentales, Miroslav Lajcak.

"El diálogo facilitado por la UE para normalizar las relaciones entre Serbia y Kosovo está de nuevo en marcha", destacó Lajcak, quien asistió a la videoconferencia, auspiciada por la UE.

Lajcak agradeció a ambas partes su "compromiso constructivo".

"No hay alternativa al diálogo (...) Durante este proceso, esperamos una reconocimiento mutuo y la normalización de las relaciones", afirmó Hoti, en una declaración entregada a los medios de su país tras la reunión.

El primer ministro destacó que la reunión en Bruselas sería la primera desde la interrupción del diálogo entre Belgrado y Pristina hace 20 meses.

Por su parte, el jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell, instó a las dos partes a mostrar "valentía política" para encontrar una salida, y dijo que la falta de una solución estaba frenando el avance económico y ponía en riesgo la estabilidad.

Dos décadas después de la última de las guerras que condujeron a la desintegración de Yugoslavia (1998-1999), Belgrado sigue sin reconocer la independencia proclamada en 2008 por su otrora provincia, Kosovo.

Tras la guerra, la última en la antigua Yugoslavia, el conflicto territorial entre Serbia y Kosovo sigue siendo uno de los más espinosos de Europa.

"La ausencia de una solución está obstruyendo el desarrollo de las dos partes", dijo Borrell, que presidió las conversaciones junto a antes de que empezara la reunión.

Borrell señaló que se ha buscado "recomenzar un trabajo serio e intenso" sobre la normalización de las relaciones entre los dos bandos.

"Estas negociaciones requerirán valentía política de las dos partes, requerirán compromiso y esfuerzo para tratar de encontrar avenencia y pragmatismo", añadió.

- "Intentarlo de nuevo" -

Desde la proclamación de su independencia, Kosovo es reconocida por más de 100 países miembros de Naciones Unidas y 22 Estados de 27 en el seno de la UE. España, Grecia, Rumanía, Eslovaquia y Chipre no reconocen la independencia unilateral de este territorio.

La UE ha hecho de la normalización de las relaciones entre ambos vecinos una prioridad, en nombre del desarrollo económico y de su eventual futura integración en el bloque europeo.

"Nunca es fácil encontrar soluciones a problemas que han durado tanto tiempo y han sido tan dolorosos, pero es por eso que estamos aquí: para intentarlo de nuevo", había declarado Borrell.

Esta ronda de conversaciones del domingo tuvo lugar después del encuentro que mantuvieron el viernes, a distancia, los líderes serbio y kosovar, en presencia del jefe de Estado francés, Emmanuel Macron, y de la canciller alemana, Angela Merkel.

"Hemos estado hablando durante diez años sin mucho éxito. Esperemos que esta vez sea el momento adecuado para avanzar", señaló un responsable en Bruselas.

Estados Unidos, que fue uno de los principales actores de la operación de la OTAN contra los serbios en 1999, quería organizar una cumbre Serbia-Kosovo en la Casa Blanca el 27 de junio.

Pero la cumbre fuera postergada sin fecha por el encausamiento de Hashim Thaçi por crímenes de guerra durante el conflicto con Serbia por parte de los fiscales del tribunal especial de La Haya.

El presidente kosovar declaró que dimitiría "inmediatamente" si las acusaciones del Tribunal Especial para Kosovo eran confirmadas mediante una inculpación formal.



Metrolibre