En Hong Kong, los manifestantes dejan sus pancartas en blanco

En Hong Kong, los manifestantes a favor de la democracia blandieron este martes hojas de papel blanco, tras la entrada en vigor, a principios de...
  • Manifestantes portan papeles en blancos en un centro comercial de Hong Kong el 6 de julio de 2020
Hong Kong (AFP) |

En Hong Kong, los manifestantes a favor de la democracia blandieron este martes hojas de papel blanco, tras la entrada en vigor, a principios de mes de la nueva ley sobre la seguridad nacional.

Los manifestantes demostraron así sus temores por la libertad de expresión en esta región semiautónoma donde las voces disidentes se expresan habitualmente de manera ruidosa y colorida.

Hong Kong vivió el año pasado manifestaciones masivas, durante las cuales fueron detenidas más de 9.000 personas.

Con la nueva Ley de Seguridad impuesta por Pekín, incluso las manifestaciones pacíficas se han vuelto riesgosas.

Ocho manifestantes que blandían en silencio grandes hojas de papel blanco fueron detenidos esta semana en un centro comercial.

Entre las 70 personas reunidas en el centro comercial de Kwun Tong, estaba Jessie, una adolescente de 16 años, quien explicó a la AFP que estos papeles blancos enviaban un mensaje al gobierno.

"Lo que no puedes ver es lo que más importa, y lo que no puedes ver seguirá existiendo en nuestras mentes y corazones", dijo.

"Tal vez en este momento nuestra libertad de expresión esté comprometida, pero después de lo que pasó el año pasado estoy segura de que el espíritu de la gente no es blanco", agregó.

"Este pedazo de papel blanco representa el terror blanco", comenta por su parte una estudiante de 17 años, Carrie, usando una expresión china que designa las persecuciones políticas.

El gobierno de Hong Kong ordenó a las escuelas el lunes retirar los libros que pudieran violar la Ley de Seguridad.

Dos días antes, las bibliotecas habían anunciado que harían lo mismo.

- Deshacerse de todo lo que compromete -

Entre los autores cuyos títulos ya no están disponibles figuran Joshua Wong, uno de los activistas más famosos, y Tanya Chan, una diputada prodemocracia muy conocida.

Los eslóganes y banderas que adornaban los carteles de los manifestantes del año pasado, o sus gritos durante sus reuniones, son ahora ilegales.

Los activistas prodemocracia comenzaron a limpiar sus huellas en internet y las tiendas se deshacen de cualquier signo u objeto comprometedor.

A pesar de los miedos y de la incertidumbre, muchos hongkoneses han encontrado nuevas formas de hacerse oír, utilizando juegos de palabras o eslóganes que suenan como los que ahora están prohibidos pero con un significado diferente.

"Si el gobierno quisiera publicar una lista negra de palabras prohibidas, habría que actualizarla cada día", ironiza un hombre de 54 años que se designa a sí mismo como el Señor Law (Ley). "Si los papeles blancos son también ilegales, entonces saldré con papeles de otros colores".



Metrolibre