EEUU presiona a China por Tiananmen, en medio de disturbios en su casa

Estados Unidos saludó este miércoles a los manifestantes de la Plaza Tiananmen y presionó para que China de un recuento completo de los muertos que...
  • Gente pasa por las puertas de Tiananmen en vísperas del 31 aniversario de la represión del 4 de junio de 1989 contra las protestas pro democracia en Pekin.
Washington (AFP) |

Estados Unidos saludó este miércoles a los manifestantes de la Plaza Tiananmen y presionó para que China de un recuento completo de los muertos que hubo durante la represión de 1989, mientras que el secretario de Estado Mike Pompeo se reunió con sobrevivientes.

Estado Unidos emite una declaración similar en cada aniversario de la represión de Tiananmen, pero esta conmemoración provocó un momento incómodo debido a que el presidente Donald Trump ha amenazado con utilizar la fuerza militar para frenar las protestas contra la injusticia racial.

Pompeo publicó una foto suya reuniéndose con cuatro figuras de la Plaza Tiananmen, incluido Wang Dan, quizás el más destacado de los líderes estudiantiles detrás de las multitudinarias manifestaciones para impulsar reformas democráticas.

"Reiteramos nuestro llamado por un recuento completo público de los fallecidos o desaparecidos", dijo la portavoz del Departamento de Estado, Morgan Ortagus, en un comunicado.

"Estamos de luto por las víctimas del 4 de junio de 1989 y apoyamos a la gente de China que continúa aspirando a un gobierno que proteja los derechos humanos, las libertades fundamentales y la dignidad humana básica", agregó.

El gobierno de China nunca proporcionó una cifra de muertos por la represión, en la que se cree cientos, tal vez miles, fueron asesinados.

El aniversario se produce días después de que la policía federal de Estados Unidos disparara bombas de humo y gas pimienta, un químico irritante, para desactivar una protesta pacífica frente a la Casa Blanca, permitiendo que Trump pudiera tomar una foto en una iglesia cercana.

La histórica iglesia St. John's sufrió daños por los incendios provocados en medio de protestas que se extendieron a todo el país, en respuesta al asesinato en manos de la policía de Minneapolis de George Floyd, un hombre afroestadounidense desarmado.

Si bien la fuerza no letal utilizada en el parque Lafayette de Washington no tiene puntos de comparación con la represión en la Plaza Tiananmen, el líder pro-Pekin de Hong Kong ha acusado a Estados Unidos de doble discurso al criticar la represión de la ciudad contra los manifestantes que exigen preservar la autonomía de la ciudad asiática.

Por su parte, Pompeo había denunciado a China por evitar la conmemoración anual de Tiananmen en Hong Kong, alegando que las reuniones masivas iban en contra de las normativas para combatir el coronavirus.

En 1990, Trump dijo que los líderes chinos "casi lo arruinaron" en la Plaza de Tiananmen, pero que en última instancia mostraron "el poder de la fuerza", comentarios que le valieron críticas cuando buscaba llegar a la Casa Blanca



Metrolibre