Trudeau se opone a posible envío de tropas de EEUU a la frontera cerrada por pandemia

Canadá se opone al envío de tropas estadounidenses para custodiar la frontera entre ambos países, una posibilidad que analiza el gobierno vecino con el fin...
  • El primer ministro canadiense, Justin Trudeau, se opuso a la militarización de la frontera con EEUU
Ottawa (AFP) |

Canadá se opone al envío de tropas estadounidenses para custodiar la frontera entre ambos países, una posibilidad que analiza el gobierno vecino con el fin de evitar el ingreso de personas potencialmente infectadas con el nuevo coronavirus, dijo el jueves el primer ministro Justin Trudeau.

El líder canadiense se refirió a un informe de Global News que indicaba que funcionarios de la Casa Blanca discutían un despliegue militar para atrapar a quienes quisieran cruzar sin autorización la frontera, que constituye la más extensa del mundo con 8.900 kilómetros.

El límite se encuentra cerrado temporalmente desde el sábado para cruces no esenciales, pero continúa permeable al comercio.

"Canadá y Estados Unidos tienen la frontera no militarizada más larga del mundo. Y es de gran interés para ambos que siga siendo así. Hemos mantenido conversaciones con Estados Unidos sobre esto", dijo Trudeau en una sesión informativa diaria.

El flujo de personas y comercio a través del paralelo 49 "ha beneficiado enormemente a nuestros dos países y nuestras economías, y creemos que debe seguir siendo así", añadió.

Se estima que 400.000 personas y 2.000 millones de dólares en bienes cruzan la frontera cada día en condiciones normales, aunque el flujo se ha reducido desde que se establecieron restricciones por el nuevo coronavirus.

Global News informó que hasta 1.000 soldados estadounidenses se ubicarían en un radio de 30 kilómetros desde los puntos de control fronterizos oficiales, y usarían sensores para detectar cruces irregulares.

Bajo esta propuesta, el ejército de estadounidense -que comparte las responsabilidades de defensa continental con el canadiense- informaría a los agentes fronterizos, que serían enviados a interceptar a quienes crucen sin estar autorizados.



Metrolibre