Enferma con coronavirus en EEUU sin causa conocida no fue examinada por días

La mujer de California que resultó ser el primer caso de coronavirus sin origen conocido en Estados Unidos no fue sometida a las pruebas para...
  • Una mujer con el primer caso conocido en EE.UU. del nuevo coronavirus adquirido por transmisión comunitaria fue admitida en el Centro Médico UC Davis el 19 de febrero de 2020
Los Angeles (AFP) |

La mujer de California que resultó ser el primer caso de coronavirus sin origen conocido en Estados Unidos no fue sometida a las pruebas para detectar la enfermedad por cinco días porque no había estado en las regiones azotadas por el brote.

La respuesta a este caso, que podría ser el primero de transmisión en la comunidad, abre la interrogante sobre si otros enfermos fueron pasados por alto en el país.

El congresista por California, Ami Bera, dijo este jueves que la mujer fue admitida en el centro médico de la Universidad de California en Davis el 19 de febrero y rápidamente se le colocó un respirador. Ese día, los médicos pidieron a las autoridades federales que analizaran una muestra para descartar el coronavirus.

Pero no fue sino hasta el 23 de febrero, después que su condición empeoró y hubo "una gran insistencia que finalmente la paciente fue examinada", añadió Bera, que antes trabajó como médico en ese hospital e indicó que se enteró de los detalles del caso a través de sus excolegas.

El resultado positivo tardó otros tres días en volver y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) lo declararon el miércoles como posible primer caso comunitario, en el que se desconoce la fuente de la infección y es además una señal de que el patógeno ya no está contenido.

Si se confirma, representará un mayor desafío en el combate al virus en el país.

"Estamos listos para todo", señaló Sonia Angell, directora de Salud Pública del departamento de Salud, en una rueda de prensa más temprano en Sacramento, capital de California, junto al gobernador Gavin Newsom.

"Pero entendemos que este caso que estamos discutiendo hoy marca un punto de inflexión" por lo que "estamos expandiendo nuestras actividades de vigilancia, aumentando nuestra capacidad" de acción.

Angell indicó que "se está contactando cualquier individuo con el que pudiera tener contacto (la paciente) y expuesto, y están siendo aislados".

California igualmente informó que más de 8.400 personas estaban bajo supervisión para descartar contagio.

- "No estamos exagerando" -

Bera -que preside el subcomité de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes para Asia, el Pacífico y la No-proliferación-- cuestionó al director de los CDC, Robert Redfield, quien ordenó actualizar las pautas para el protocolo de pruebas como resultado de este caso.

"La recomendación debe ser que cuando un médico o un personal de salud sospeche de la presencia de coronavirus, entonces debemos ser capaces de hacer una prueba de coronavirus... esa es la pauta actualizada que salió hoy", dijo Redfield.

El funcionario testificó que lo que hizo que el coronavirus fuera particularmente difícil de reconocer es que las personas infectadas pueden no mostrar síntomas y propagarlo. O bien, pueden tener sólo síntomas leves como una garganta irritada o tos seca.

Brian Garibaldi, un experto en salud pública del Hospital Johns Hopkins en Maryland, dijo que esperaba que el número de casos en Estados Unidos aumente como resultado de estas nuevas directrices.

Newsom aseguró en la rueda de prensa, avalado por su equipo de salud, que el riesgo en el estado aún era bajo.

"No estamos exagerando, pero tampoco estamos subestimando la comprensible ansiedad", indicó.

Señaló que trabajan con los CDC en la aplicación de pruebas, indicando que el estado solo cuenta ahora con tan solo 200 kits.

Pero recibió garantías del gobierno del presidente Donald Trump para aumentar esa cifra exponencialmente. Redfield señaló luego en el Congreso que más kits estaban en camino.

En total hay 61 casos en Estados Unidos, incluyendo 46 personas que fueron repatriadas del extranjero. Más de 80.000 personas han sido infectadas en todo el mundo y 2.800 han muerto, la mayoría en China, donde el virus se originó a finales del año pasado.



Metrolibre