Recuperan el cadáver de uno de los turistas franceses desparecidos en lago de Canadá

El cuerpo de uno de los cinco turistas franceses que cayó el martes por la mañana en las heladas aguas de un lago de Quebec...
  • Fotografía aérea, divulgada el 22 de enero de 2020 por la policía du Québec, del área donde ocurrió el accidente con motos de nieve en el que murieron cinco turistas franceses y un guía canadiense, en el norte de la provincia Quebec.
Montreal (AFP) |

El cuerpo de uno de los cinco turistas franceses que cayó el martes por la mañana en las heladas aguas de un lago de Quebec durante una expedición en moto de nieve fue rescatado este viernes, informaron autoridades canadienses.

"Fue encontrado a más de dos kilómetros de los puntos de búsqueda iniciales en la salida de Grande Rivière", en la desembocadura del lago Saint-Jean, donde ocurrió el accidente, dijo Hugues Beaulieu, portavoz de la policía de Quebec.

"No podemos identificar a la víctima en este momento", agregó el oficial.

A más de dos kilómetros se encontraron seis motos de nieve, incluidas cuatro halladas el jueves, dijo.

Los turistas habían contratado las motos de nieve en la ciudad de Saint-Michel-des-Saints, a unos 300 kilómetros de los senderos donde se registró el accidente. La región del Lago Saint-Jean, está a unos 200km de la ciudad de Quebec (sureste).

El grupo estaba compuesto por ocho turistas del este de Francia, tres de los cuales sobrevivieron. Físicamente están ilesos pero "moralmente conmocionados".

El grupo salió de Montreal el jueves por la noche y se les esperaba en su casa el viernes, según el Consulado General de Francia en Quebec.

Su guía canadiense, Benoit L'Esperance -oriundo de Montreal y de 42 años-, murió el miércoles debido a sus heridas. Según los últimos reportes de los medios locales, el hombre retrocedió el martes por la noche para ayudar a los tres turistas sobrevivientes, que se quedaron detrás del grupo. Uno de ellos cayó al agua antes de ser rescatado por los otros dos conductores.

Luego, el guía se fue para alcanzar al grupo principal de cinco motos de nieve, antes de caer al agua de donde fue recogido por los bomberos.

"Si no hubiera regresado, lo habría logrado (sobrevivir) con los otros tres. Pero un guía no dejaría ir su mundo", señaló al diario Journal de Québec Charles Tremblay, propietario de una tienda de comestibles donde se refugiaron los tres sobrevivientes, antes de dar la alerta.



Metrolibre