Los independentistas escoceses piden votos para "huir del Brexit"

"¿Quieren huir del Brexit? Voten al SNP en las elecciones legislativas británicas del 12 de diciembre", abogó este viernes Nicola Sturgeon, líder de los independentistas...
  • Nicola Sturgeon, líder de los independentistas escocesas y primera ministra de Escocia, lanza su campaña en Edimburgo el 8 de noviembre de 2019
Edimburgo (AFP) |

"¿Quieren huir del Brexit? Voten al SNP en las elecciones legislativas británicas del 12 de diciembre", abogó este viernes Nicola Sturgeon, líder de los independentistas escoceses, que quiere aprovechar los comicios para arrebatar votos a los conservadores en el poder y hacer avanzar la causa independentista.

"Si usted está harto del caos que ve (en el Parlamento) en Westminster noche tras noche en la televisión, vote por el SNP para escapar del Brexit", lanzó a los electores Nicola Sturgeon, primera ministra escocesa, en el inicio de la campaña de su partido en Edimburgo.

Un 62% de escoceses votó en contra del Brexit en el referéndum de 2016 y Sturgeon se niega a que Escocia "sea retirada de la Unión Europea en contra de su voluntad".

La dirigente cuenta con arrebatar escaños a los conservadores, aprovechando la dimisión a fines de agosto de su muy popular líder en Escocia, Ruth Davidson, una eurófila que se desmarca de la línea dura del primer ministro, Boris Johnson, sobre el divorcio con la UE.

El SNP ocupa 35 de los 650 escaños de Westminster, y se coloca como segunda fuerza de la oposición, por detrás del Partido Laborista.

Sturgeon también se mostró decidida a "poner el futuro de Escocia en manos de Escocia", organizando un segundo referéndum sobre la independencia en 2020.

Un 55% de los electores se expresaron a favor de permanecer en el Reino Unido en una consulta popular organizada en 2014. Pero desde entonces, el Brexit se infiltró en la vida de todos y cambió la tendencia, según el SNP.

Pero, para organizar este referéndum, Sturgeon necesita el visto bueno del gobierno británico y Johnson, ya ha dicho que se niega. Sin embargo, si el SNP gana terreno en las elecciones de diciembre, el gobierno británico no podrá ignorar tan fácilmente esta petición.

- "Acuerdo dudoso" -

Boris Johnson acusó a su rival, el líder laborista Jeremy Corbyn, de haber alcanzado un "acuerdo dudoso" con el SNP para organizar un segundo referéndum sobre la independencia escocesa, a cambio de una alianza tras las elecciones, lo que los dos partidos niegan.

Sturgeon pareció en cambio que hacía alusiones a Corbyn el viernes al declarar que si ningún partido obtenía una mayoría tras los comicios, "los diputados del SNP buscarán formar una alianza progresista para echar a los conservadores del gobierno".

También prometió luchar "con uñas y dientes" contra cualquier iniciativa para privatizar el servicio público de salud británico (NHS), en el marco de futuros acuerdos comerciales que llegarán tras el Brexit, en particular con Estados Unidos.

La asistencia sanitaria pública es uno de los temas centrales de la campaña electoral. El NHS está desde hace años en crisis y la oposición atribuye estas dificultades a los recortes presupuestarios.

El Partido Conservador de Boris Johnson promete ahora nueva financiación y quiere facilitar la contratación de médicos y enfermeros originarios de la UE, garantizándoles un proceso de visado más rápido y barato.

Pero el partido de oposición eurófilo de los Liberales-Demócratas señala que ha habido una hemorragia de enfermeros procedentes de países de la UE debido al Brexit, y cuyo destino es incierto.

El NHS, como el empleo, la educación y por supuesto el Brexit, figurarán entre los temas que discutirán Johnson y Corbyn en los dos debates televisados del 19 de noviembre y 6 de diciembre.