Tropas estadounidenses entran en Irak desde Siria, afirman testigos

Tropas estadounidenses procedentes de Siria cruzaron este lunes la frontera con el vecino Kurdistán iraquí, informaron testigos a la AFP.Vehículos militares estadounidenses con soldados a...
  • Un convoy de vehículos militares estadounidenses circula cerca de la ciudad kurda iraquí de Bardarash el 21 de octubre de 2019, tras su retirada del norte de Siria
Erbil (Irak) (AFP) |

Tropas estadounidenses procedentes de Siria cruzaron este lunes la frontera con el vecino Kurdistán iraquí, informaron testigos a la AFP.

Vehículos militares estadounidenses con soldados a bordo pasaron el puente del puesto fronterizo de Fishkhabour, en los límites de los territorios iraquí, sirio y turco, precisaron.

Estados Unidos anunció el 14 de octubre el retiro de unos 1.000 militares desplegados en el norte y este de la Siria en guerra, seis días después del inicio de una ofensiva turca en ese sector contra la milicia kurdas de las Unidades de Protección Popular (YPG), considerada como "terrorista" por Ankara.

Antes, el 7 de octubre, el gobierno de Donald Trump había anunciado el retiro de tropas estadounidenses de las cercanías de la frontera turca, en el norte de Siria, allanando el camino para la ofensiva, suspendida desde el pasado jueves en virtud de una frágil tregua negociada por Washington.

El domingo, más de 70 vehículos blindados con bandera estadounidense, cargados de material militar y escoltados por helicópteros, pasaron por la carretera internacional a la altura de la localidad de Tal Tamr, constató un reportero de la AFP.

Según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH), el convoy se retiró de la base de Sarrin, cerca de la ciudad de Kobane, más al oeste, y se dirigió hacia la provincia de Hasake, fronteriza con Kurdistán iraquí.

En estos últimos días, los estadounidenses abandonaron otras tres bases, entre ellas una en Manbij y otra situada también cerca de Kobane, próxima a la frontera turca.

Estados Unidos tiene actualmente 5.200 militares apostados en Irak, en el marco de la coalición internacional antiyihadista dirigida por Washington.

Su presencia en varias bases en el país genera polémica en Irak y varias fuerzas políticas y armadas chiitas pro-Irán reclaman frecuentemente su expulsión.