Asamblea Nacional rinde honor a Jacobos Salas

Como un hombre de principios de lealtad fue calificada la vida del expresidente de la Asamblea Nacional, Jacobo Lorenzo Salas Díaz, durante una sesión solemne llevada a cabo por el Órgano Legislativo al rendirle honor a su figura tras su fallecimiento el pasado 10 de abril a los 92 años de edad.


En la sesión, la presidenta del parlamento, Yanibel Ábrego Smith, resaltó las cualidades de un político y patriota, quien, dijo, supo inculcar valores e ideales supremos, dejando huellas no sólo en su querida provincia de Colón sino también en el país y en la entidad legislativa.


La jefa del primer órgano del Estado describió a Jacobo Salas como un hombre de principios de lealtad que lo demostró con el doctor Arnulfo Arias y después a su esposa y expresidenta de la República, Mireya Moscoso, pero también lo catalogó como una persona con mucha sabiduría y, sobre todo, un caballero que no tenía enemigos sino adversarios.


Sostuvo que la trayectoria de Salas debe servir como un testimonio de vida para modelo a futuras generaciones, pues dio lo mejor de sí para su provincia y en general para Panamá.


Jacobo Lorenzo Salas Díaz, conocido como “Don Beby”, fue cuatro veces diputado del Órgano Legislativo, dos veces presidente de ésta, participó en 23 Comisiones de Trabajo, en el ámbito ministerial fue titular de Gobierno y Justicia y era el padre del diputado Miguel Salas, del circuito 3-1.


La Asamblea Nacional emitió una resolución en la que lamentó el fallecimiento del político y que también resalta sus aportes a la democracia, a las luchas nacionalistas, a la lealtad y otras características que adornaron su figura.


Durante esta sesión, diputados de todas las bancadas, Elías Castillo, por el PRD, Jorge Alberto Rosas, por el Panameñismo y el Partido Popular, y Héctor Aparicio, por Cambio Democrático, coincidieron en destacar el papel de “Don Beby” en defensa de la democracia, de la institucionalidad, de su lucha por mejorar la vida de los colonenses y del país en general.


En nombre de la familia, correspondió a su hijo Abdiel Salas en primer lugar agradecer el reconocimiento de la Asamblea Nacional con la sesión solemne y luego destacar las cualidades del político, del hombre y del padre de familia que representó Jacobo Salas.


La sesión solemne cerró con la intervención del presidente de la República, Juan Carlos Varela, quien también se refirió a Jacobo Salas como un político que luego del fin de la dictadura militar supo hacer consensos que permitieron unificar a los panameños y, además, consolidar la democracia junto a otros representantes de la política, ya desaparecidos tales como: Jorge Rubén Rosas, Gerardo González y Lucas Zarak, entre otros.

 

 


 

  • Visto: 242