Túnez se blinda para la final de la Liga de Campeones africana

Túnez (AFP) -

La policía tunecina desplegó a más de 6.000 efectivos así como drones y perros para el tenso partido de vuelta de la final de la Liga de Campeones africana, que se celebra este viernes.

Se espera que entre 50.000 y 55.000 espectadores ocupen las gradas del estadio Rades, en la ciudad de Túnez, para el encuentro entre el Esperánce tunecino y el Al Ahly egipcio.

El Al Ahly busca su novena corona continental, que tiene más cerca después de ganar 3-1 en el caliente partido de ida en Alejandría el pasado 2 de noviembre.

'La última vez que el estadio estuvo tan lleno fue antes de la revolución de 2011... Pero todos los preparativos están listos', dijo a la AFP el portavoz de Seguridad Nacional, Walid Ben Hkima.

Se han instalado detectores de metales por primera vez en todas las puertas y se han tomado medidas de seguridad extra para proteger a la expedición del Al Ahly y a los cerca de 3.000 aficionados egipcios.

El primer ministro de Túnez, Yousef Chahed, se reunió esta semana con miembros del Esperánce y la federación de fútbol del país para hablar sobre la seguridad del partido.

En un partido de la semifinal el mes pasado entre el Esperánce y el Primeiro Agosto angoleño se produjeron enfrentamientos entre la policía y aficionados que dejaron 51 personas heridas y 12 arrestados.