EDITORIAL : Las responsabilidades de Varela y su garulilla

  • Editorial

El expresidente Juan Carlos Varela ha intentado, con dos comunicados, desviar la atención sobre las escandalosas revelaciones de los Varelaleaks, la filtración de los mensajes de texto que intercambió con ministros, funcionarios, allegados y empresarios, y administradores de la justicia cuando ejercía el poder.

El país entiende que habrá que investigar quién o quiénes tienen la tecnología para espiar los teléfonos y también sus conversaciones.

Sin embargo, los intercambios de información del más alto funcionario del país, durante ese periodo, con instrucciones y decisiones dirigidas a destruir a los rivales políticos y empresariales, con la complicidad de un gran número de una garulilla de inescrupulosos, debe ser investigada.

Le corresponderá al nuevo Procurador o Procuradora, decirnos a los panameños quién o quiénes pincharon, para evitar que vuelva a ocurrir el futuro.

Pero, deberá atender que se sospecha de serios delitos de abuso de poder, corrupción, concusión, soborno y una descarada manipulación de la justicia panameña.