Panamá debe hacer más esfuerzos para salir de la lista gris sobre blanqueo de capitales (GAFI)

  • AFP | Imagen panorámica de la Ciudad de Panamá, donde se aprecian grandes estructuras de edificios. El centro de la capital es el epicentro del movimiento inmobiliario en el país.

Panamá ha dado los primeros pasos para mejorar su cooperación en la lucha contra el lavado de dinero, pero debe hacer más esfuerzos para salir de la lista "gris" del Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI).

"Desde junio 2019, cuando Panamá asumió el compromiso político de trabajar con el GAFI (...) ha dado los primeros pasos hacia el mejoramiento" de la cooperación en esta materia, indicó el viernes la institución financiera, con sede en París.

Sin embargo debe "seguir trabajando en la aplicación de su plan de acción para subsanar sus deficiencias estratégicas", según un documento de GAFI.

Esta institución internacional que lucha contra el blanqueo de capitales incluyó a Panamá en su lista en 2014. Dos años más tarde, el país centroamericano fue retirado de ese listado, tras comprometerse a realizar varios cambios en su legislación.

El grupo lo reincorporó a la lista gris en junio de 2019 después de evaluar si esos compromisos se habían cumplido y si eran efectivos para la lucha contra el blanqueo de capitales.

En su reunión, el GAFI también expresó "serias preocupaciones" sobre la capacidad de Brasil para cumplir con las normas internacionales debido a una reciente decisión provisional de un juez de la Corte Suprema sobre el uso de inteligencia financiera en investigaciones criminales.

"El GAFI sigue de cerca esta situación y espera con interés las oportunas actualizaciones y garantías de Brasil a este respecto", dijo el organismo internacional. 

El GAFI fue creado en 1989 para combatir el lavado de dinero y el financiamiento al terrorismo. Reúne a 39 miembros, incluyendo Estados Unidos, China, una quincena de países europeos, Brasil, México y Argentina.