Deportes

Las internacionales españolas "no seleccionables" acuden a la concentración de la selección

19 de septiembre de 2023

Varias internacionales españolas convocadas por Montse Tomé empezaron a llegar este martes al hotel de concentración, constató la AFP, en medio de la incertidumbre de si todas las jugadoras que se declararon no seleccionables, atenderán la llamada de la nueva seleccionadora española.

Tomé sorprendió el lunes al anunciar una lista para los partidos contra Suecia y Suiza de la Liga de Naciones, en los que incluyó a una quincena de campeonas del mundo y varias otras jugadoras que habían pedido no ser seleccionadas mientras no hubiera cambios en la Federación.

Citadas a las 9h30 GMT, campeonas del mundo como Olga Carmona, Misa Rodríguez, Eva Navarro u Oihane Hernández, entre otras, llegaron a un hotel madrileño donde habían sido citadas por la Federación Española (RFEF).

Todas ellas firmaron el comunicado emitido el viernes en el que 39 jugadoras, entre ellas 21 de las 23 campeonas del mundo, en el que consideraban que no se daban las condiciones para su vuelta a la Roja tras el escándalo del beso forzado del expresidente de la RFEF, Luis Rubiales, a Jenni Hermoso.

En el mismo, las jugadoras pedían cambios en distintos departamentos de la Federación.

Sin embargo, el lunes, Tomé, en su estreno como seleccionadora, convocó a una quincena de las campeonas, así como varias otras firmantes de ese documento.

"Sí", respondió Tomé este martes a su llegada al hotel al ser preguntada por los medios si confía en que acudirán las internacionales a su llamada.

- "Aplicar la ley" -

El lunes, tras conocer su convocatoria las jugadoras volvieron a emitir otro comunicado en el que consideraban "vigente" su nota del viernes y que seguían considerándose no seleccionables.

Las internacionales viajarán este lunes a la localidad valenciana de Oliva, donde se concentrarán antes de trasladarse el jueves a Goteborg para enfrentarse a Suecia.

Las jugadoras del Barcelona, que componen el grueso de la convocatoria, viajarán directamente a Valencia este martes, apuntan los medios locales.

Las internacionales se arriesgaban a duras sanciones económicas de hasta 30.000 euros (32.109 dólares) y de pérdida de licencia federativa entre dos y cinco años en caso de no acudir a la llamada de la selección, tal como estipula la legislación española.

"Si las jugadoras no se presentan, el Gobierno aplicará la ley para desgracia y pena mías. Jamás querría hacer lo que tendría que hacer, pero la ley es la ley", afirmó el secretario de Estado para el Deporte, Víctor Francos.

"Ni me lo imagino (sancionar a las jugadoras), vamos a encontrar soluciones antes, lo que no se puede es seguir cometiendo injusticias y perjudicando" a las jugadoras, afirmó este martes el ministro de Cultura y Deporte, Miquel Iceta.

- Apoyo de las rivales -

"El presidente del Consejo Superior de Deportes (Víctor Francos) se va a implicar personalmente en la búsqueda de una solución", añadió Iceta, llamando a la RFEF "a corregir todas las deficiencias de esta convocatoria anómala, a cambiar las estructuras federativas para que la RFEF sea un espacio de seguridad, de competitividad y de profesionalidad a la que las jugadoras tienen derecho".

Francos "está manteniendo conversaciones con las jugadoras de la selección y está tarde tiene previsto reunirse con ellas", dijeron el martes fuentes del CSD a AFP.

España se mide a Suecia el viernes y el 26 de septiembre a Suiza en dos partidos de Liga de Naciones, un torneo que clasifica para los Juegos Olímpicos de París, una competición que la selección española femenina nunca ha jugado.

"Es muy importante esta cita pendiente que tienen con el partido en Suecia para estos próximos Juegos Olímpicos, y por eso, el Gobierno lo que apoya es a las campeonas y las quiere ver jugar y ganar", afirmó la ministra portavoz del gobierno, Isabel Rodríguez.

Las jugadoras españolas también han recibido el respaldo de su rival Filippa Angeldahl, que las apoyó incluso si fueran hasta un eventual boicot al encuentro.

"Tienen que sentir el apoyo a su alrededor, que los otros países las apoyan en sus decisiones. Si creen que deben boicotear para que pase algo, está claro que las apoyamos", afirmó Angeldahl, en rueda de prensa.