Biden habla con la esposa de la basquetbolista de EEUU presa en Rusia

El presidente de EEUU Joe Biden habló con la esposa de la estrella del baloncesto femenino, Brittney Griner y le dijo que trabaja en la...
  • La jugadora estadounidense de la WNBA Brittney Griner llega a una audiencia en el Tribunal de Khimki, a las afueras de Moscú, el 1 de julio de 2022
      Washington (AFP) |

      El presidente de EEUU Joe Biden habló con la esposa de la estrella del baloncesto femenino, Brittney Griner y le dijo que trabaja en la liberación de su cónyuge que está presa en Rusia, informó la Casa Blanca.

      La dos veces campeona olímpica está detenida en Rusia desde febrero y se enfrenta a una condena de hasta 10 años de prisión por cargos de contrabando con cartuchos de vapeo de cannabis.

      "El presidente Biden, acompañado por la vicepresidenta Harris, habló hoy con Cherelle Griner, la esposa de Brittney Griner que está detenida injustamente en Rusia en circunstancias intolerables", afirmó la Casa Blanca en un comunicado.

      "El presidente llamó a Cherelle para asegurarle que está trabajando para conseguir la liberación de Brittney lo antes posible", y le leyó un borrador de una carta que va a enviar a la estrella de la WNBA, indicó el comunicado.

      Griner, de 31 años, fue detenida días antes de que Rusia invadiera Ucrania tras lo cual Estados Unidos y sus aliados impusieron sanciones económicas sin precedentes a Moscú.

      La jugadora comenzó a ser enjuiciada el 1 de julio se expone a una condena de años de cárcel.

      Su caso se ha convertido en uno de los puntos de fricción en la relación entre Estados Unidos y Rusia, con Washington poniendo a su enviado especial a cargo de los rehenes del caso.

      En una carta escrita por Grinder y enviada a la Casa Blanca el Día de la Independencia de Estads Unidos, Griner pidió a Biden que la ayudara a salir de la cárcel rusa.

      "Sé que estáis lidiando con muchas cosas, pero por favor no os olvidéis de mí y de los otros detenidos estadounidenses", escribió Griner. "Por favor, hagan todo lo posible para traernos a casa".

      La deportista jugaba para un club ruso, aprovechando el final de la liga profesional estadounidense; una práctica muy común entre las basquetbolistas de la WNBA para buscar más ingresos.



      Metrolibre