Tiger Woods y su hijo Charlie rozan la victoria en el PNC Championship

Peleando por el triunfo hasta el final, Tiger Woods y su hijo Charlie concluyeron el domingo en la segunda posición en el PNC Championship, el...
  • Tiger y Charlie Woods durante la ronda final del PNC Championship.
      Orlando (Estados Unidos) (AFP) |

      Peleando por el triunfo hasta el final, Tiger Woods y su hijo Charlie concluyeron el domingo en la segunda posición en el PNC Championship, el primer torneo que disputaba el ex número uno del golf desde su grave accidente de tráfico en febrero pasado.

      Tiger, de 45 años, y Charlie, de 12, se quedaron a dos golpes de la pareja ganadora, el golfista John Daly y su hijo John II, en el Ritz-Carlton Golf Club de Orlando (Florida).

      El californiano, que sigue en rehabilitación de las lesiones sufridas en el accidente vehicular, y su hijo llegaron a ser líderes en varios momentos de la segunda y última ronda del domingo y disputaron el título hasta el final gracias a una espectacular racha de 11 birdies consecutivos.

      El 'Team Woods' firmó una tarjeta de 57 golpes, con un eagle y 13 birdies, para un acumulado en el torneo de 119 golpes (25 bajo par), dos por detrás de John Daly, de 55 años, y su hijo, de 18.

      Con su acumulado de 27 bajo par, los Daly lograron la mejor actuación en la historia del PNC Championship, un torneo no oficial del circuito de la PGA en el que una veintena de ganadores de torneos de Grand Slam compiten en pareja con un familiar.

      "Fue una delicia todo el día", reconoció Tiger tras terminar su recorrido. "Charlie golpeó algunos putts de forma increíble. Se puso interesante y llegamos a empatar hacia el final, lo que fue divertido".

      "Una victoria hubiera tenido un significado especial en mi corazón, sin duda, pero todavía lo tiene", afirmó. "Poder tener esta oportunidad este año, cuando hace un par de semanas no sabíamos realmente si podríamos... Hemos tenido simplemente nuestro mejor momento".

      Luciendo la tradicional camiseta roja de las jornadas decisivas, Tiger estuvo más afilado en el campo que en la ronda inicial del sábado, en que la pareja finalizó en el quinto lugar.

      Culminado su regreso, el ex número uno reconoció sentirse fatigado por el esfuerzo y lejos de poder de nuevo con los mejores golfistas del mundo.

      "No estoy a ese nive. Como ya dije no voy a jugar en un calendario completo nunca más", reiteró. "Va a tomar mucho trabajo llegar a un nivel en el que sienta que puedo competir con estos tipos".

      "Voy a tener que elegir qué eventos juego e incluso entonces mi cuerpo podría no cooperar", señaló el ganador de 82 títulos de la PGA, 15 de ellos de Grand Slam.

      El principal deseo de Woods era volver a disfrutar del golf junto a Charlie, con quien ya disputó este torneo un año atrás en su última competencia antes del grave accidente que le causó múltiples fracturas en la pierna derecha.

      "Simplemente estoy feliz de poder hacer esto. Aún tengo la pierna, lo que llegó a estar en cuestión, y está funcionando. Pero sí estoy muy cansado", reconoció Tiger, quien empleó un carro de golf para desplazarse por este campo de 6,5 kilómetros.

      - "Valió la pena" -

      El 'Team Woods' tuvo un fabuloso arranque de ronda con birdies en los primeros dos hoyos y un eagle en el tercero, con un espectacular golpe de salida de Tiger y un putt de Charlie.

      El ex número uno mundial y su hijo, que iniciaron la ronda en quinto lugar, se colocaban en ese momento líderes en solitario en medio del entusiasmo general en el Ritz-Carlton Golf Club.

      Tras perder el liderazgo con tres hoyos en par, el espíritu ultracompetitivo de Woods resurgió para impulsar a la pareja con 11 birdies seguidos entre los hoyos 7 y 17, con los que volvían a situarse en la cabeza igualados con los Daly.

      Charlie asombró de nuevo al numeroso público que les seguía con un espectacular golpe de salida de 155 metros en el 17º hoyo que sellaba el undécimo birdie seguido.

      Ante la resistencia de los Daly, Tiger buscó un eagle final que pasó rozando el hoyo. El californiano falló también el putt para birdie cediendo en bandeja el trofeo a sus rivales.

      "El sentido competitivo nunca va a desaparecer", reconoció Tiger. "Este es mi ambiente, es lo que he hecho toda mi vida".

      "Las últimas semanas trabajamos tan duro como los siete meses anteriores, sin tomar ningún día de descanso", explicó. "Poder tener esta experiencia con mi hijo y estos recuerdos hace que, para los dos, haya valido la pena todo el dolor".

      A sus 55 años, John Daly tiene en su palmarés cinco victorias en el circuito, dos de ellas en Grand Slams: el Campeonato de la PGA de 1991 y el Abierto Británico de 1995.

      En el PNC Championship también compitieron otras leyendas del golf, como Gary Player o Nick Faldo, además de la número uno del circuito femenino, Nelly Korda.

      La estadounidense jugó junto a su padre, el extenista checo Petr Korda, y concluyeron en el duodécimo puesto con un acumulado de 127 golpes (-17).



      Metrolibre