"No me siento en peligro", dice Mireia Belmonte sobre el covid en los Juegos de Tokio

La nadadora Mireia Belmonte, abanderada de España junto al piragüista Saúl Craviotto el viernes en la ceremonia de apertura de los Juegos Olímpicos de Tokio-2020...
  • Mireia Belmonte nada durante una serie clasificatoria de los 1.500 metros libres del Mundial de Natación 2019, el 22 de julio de ese año en Gwangju (Corea del Sur)
      Tokio (AFP) |

      La nadadora Mireia Belmonte, abanderada de España junto al piragüista Saúl Craviotto el viernes en la ceremonia de apertura de los Juegos Olímpicos de Tokio-2020 dijo estar ilusionada ante una "experiencia única" y afirmó no sentirse en peligro por el covid-19 pese a los casos que se han ido registrando en los últimos días entre deportistas del evento.

      "Todos los positivos que hay no es que sean normales, pero si hacen controles de saliva es normal que alguno salga positivo. Al final en la Villa se respira tranquilidad y no me siento en peligro", afirmó Belmonte en una videoconferencia de prensa.

      "Aquí estamos muchos deportistas, pero se cumplen las medidas que el gobierno de Japón nos está diciendo. Estás en unos Juegos y te vas a cruzar con mucha gente estos días, pero lo que debemos hacer es estar concentrados en competir, a lo que hemos venido", apuntó.

      Mireia Belmonte (30 años), cuatro veces medallista olímpica y oro hace cinco años en los 200 metros mariposa de Rio-2016, quitó importancia a todas las restricciones que acompañan la estancia de los deportistas en la Villa Olímpica.

      "Este año ha sido un año de adaptarse a todo. Todos hemos tenido que adaptarnos a muchas cosas. Aquí en los Juegos también habrá que adaptarse. En la Villa hay muchas restricciones. Está claro que son unos Juegos diferentes, pero el espíritu olímpico sigue con todos nosotros", señaló.

      En los últimos días se está produciendo un goteo de casos de deportistas y técnicos que han dado positivo al covid-19, la enfermedad que ya provocó el aplazamiento de un año de estos Juegos Olímpicos y que finalmente vayan a celebrarse prácticamente a puerta cerrada.

      El jueves, la lista de positivos desde el 1 de julio de personas relacionadas con los Juegos Olímpicos se aproximó a 90, con tres nuevos casos conocidos durante la jornada, los del nadador ruso Ilya Borodin y los de dos jugadores de vóley-playa, el estadounidense Taylor Crabb y la checa Marketa Nausch Slukova.

      En la delegación de vóley-playa de la República Checa el brote asciende ya a cinco casos.

      - Mensaje optimista de Craviotto -

      Mireia Belmonte prefirió olvidarse del covid e ilusionarse con la experiencia de ser abanderada en la ceremonia de apertura del viernes, donde dijo que habrá una única bandera para ella y el también abanderado Saúl Craviotto (ganador de cuatro medallas olímpicas en piragüismo, dos de ellas de oro), en vez de las dos con las que se había especulado.

      "Lo que importa es el momento, es una experiencia única que vamos a poder compartir. Hay que esperarlo con mucha ilusión y muchas ganas. Va ser diferente de otras inauguraciones pero va a ser igualmente especial", aseguró.

      Craviotto (36 años) también se refirió al particular contexto en el que se disputan estos Juegos Olímpicos, en plena pandemia y con una serie de limitaciones de contactos y movimientos inéditas en el evento. A pesar de ello, quiso lanzar un mensaje optimista.

      "Que se celebren finalmente estos Juegos es algo ilusionante para la Humanidad, por estos meses que hemos vivido y esta pandemia. Es algo ilusionante. Esto engloba a todos los países, a todas las culturas", celebró el piragüista español.

      "Todos lo hemos pasado muy mal, todo el mundo conoce a alguien que lo ha pasado muy mal por el coronavirus. Lo que salga irá dedicado a toda la gente que lo ha pasado mal en esta pandemia", afirmó.



      Metrolibre