Nadadora australiana se retira de la selección para Juegos de Tokio por "pervertidos misóginos"

Maddie Groves, dos veces medallista olímpica australiana de natación, se retiró de las pruebas para los Juegos Olímpicos de Tokio tras denunciar la presencia en...
  • La australiana Maddie Groves, medallista de bronce, posa en el podio durante la ceremonia de entrega de medallas de 200 m mariposa femenina en el Centro Internacional de Natación Tollcross durante los Juegos de la Commonwealth de 2014, en Glasgow, Escocia, el 28 de julio de 2014.
      Sídney (AFP) |

      Maddie Groves, dos veces medallista olímpica australiana de natación, se retiró de las pruebas para los Juegos Olímpicos de Tokio tras denunciar la presencia en el deporte de "pervertidos misóginos".

      La joven de 26 años, medalla de plata en los 200 metros mariposa y el relevo 4x100 metros en los Juegos de Río de Janeiro en 2016, reveló su decisión en Instagram a última hora del jueves.

      El proceso de selección para los Juegos Olímpicos de julio comenzará el sábado en la ciudad australiana de Adelaide.

      "Que esto sea una lección para todos los pervertidos misóginos en los deportes y sus lamebotas", escribió.

      "Ya no se puede explotar a las mujeres jóvenes y las niñas, hacer que sientan vergüenza por sus cuerpos o teman por su salud y luego esperar que te representen para poder ganar tu bono anual. ¡Se acabó!", protestó indignada.

      La nadadora no dice a quiénes se refiere. En noviembre pasado se quejó en Twitter de una "persona que trabaja en la natación" que la hacía "sentir mal por la forma" en la que la miraba.

      Días después denunció un "comentario siniestro" de un entrenador no identificado, quien dijo que se disculpó, "quizás porque el psicólogo del equipo le había dicho que lo hiciera".

      Kieren Perkins, el presidente de Swimming Australia, el órgano rector de la natación en el país, lamentó que la nadadora no haya presentado una denuncia formal.

      "La realidad es que eso es todo lo que sabemos, lo que hay en las redes sociales, ella nunca ha contactado con Swimming Australia, no hemos podido hablar con ella directamente y hablar de sus inquietudes para averiguar qué está pasando", declaró el viernes a Channel Nine.

      "Desafortunadamente, los mensajes en las redes sociales no constituyen una denuncia válida para nosotros. Hay que sentarse a hablar de ello con la gente", añadió. "Nos gustaría hacerlo y queremos que Maddie venga y hable con nosotros si cree que puede".

      A pesar de su retirada, Maddie Groves precisó que no tiene la intención de poner fin a su carrera y que quiere "participar en otras competiciones más adelante en el año".



      Metrolibre