Los fanáticos de los Knicks de Nueva York regresan al Madison Square Garden

El fanático de los Knicks de Nueva York Anthony Donahue regresará emocionado al Madison Square Garden este martes, para el primer partido del equipo frente...
  • Elfrid Payton de los New York Knicks, que recibe a sus hinchas en el Madison Square Garden por primera vez en casi un año
      Nueva York (AFP) |

      El fanático de los Knicks de Nueva York Anthony Donahue regresará emocionado al Madison Square Garden este martes, para el primer partido del equipo frente a hinchas locales en su estadio por primera vez en casi un año.

      Donahue será uno de los 2.000 hinchas en el partido de los Knicks contra los Golden State Warriors, 352 días después del cierre del icónico estadio a raíz de la pandemia de coronavirus.

      "El Garden es más que un estadio. Es la vida para muchos de nosotros", dijo Donahue, que casi no se ha perdido ningún juego de los Knicks desde que fue al primero cuando tenía 10 años, a mediados de la década de 1990.

      El gobernador del estado de Nueva York, Andrew Cuomo, allanó el camino para que los Knicks volvieran a reencontrarse con sus hinchas al anunciar este mes que los estadios podrán reabrir sus puertas a un 10% de capacidad.

      Los Brooklyn Nets también jugarán frente a sus hinchas este martes de noche, cuando enfrenten a los Sacramento Kings en el estadio Barclays Center.

      "Estoy excitado. Estoy ansioso. Estoy nervioso", dijo a la AFP Donahue, de 37 años, antes de regresar a su hogar espiritual.

      Donahue está de un humor particularmente bueno porque sus amados Knicks disputan un lugar en los playoffs de la NBA por primera vez en varias temporadas.

      Pero su alegría de ingresar al Madison Square Garden estará teñida también de tristeza y dolor tras la muerte de su hermana de 21 años, Gianna Gregoire, de un cáncer de cerebro en agosto.

      Gregoire, también fantática de los Knicks, iba a unos 10 o 15 partidos por temporada con su hermano.

      "Extrañaré su presencia. Pero sé que está conmigo espiritualmente y me guiará esta noche", dijo Donahue.

      "Será una noche llena de emociones, probablemente algunas lágrimas, mucha felicidad, mucha alegría. Pero sé que es donde necesito estar".

      - Tatuaje -

      Donahue dijo que ha sido "horrible" estar fuera del estadio de los Knicks durante casi un año al tiempo que enfrentaba la tragedia de perder a su hermana.

      "El Garden ha sido mi refugio a lo largo de los años. Incluso si los Knicks no están ganando, la vida siempre es buena cuando estás en el Garden. Así que atravesar tanta cosa en mi vida personal y no poder regresar al Garden ha sido horrible", afirmó.

      Donahue, que tiene un pase para toda la temporada desde hace dos décadas, tuvo prioridad a la hora de hallar una codiciada entrada que en el mercado secundario se revende a hasta más de 5.000 dólares, según TicketIQ.com.

      Irá al partido con un amigo y planifica llegar tres horas antes del comienzo, previsto a las 19h30 locales (00h30 GMT del miércoles), en parte para asegurarse de que su declaración sanitaria y su test de covid-19 negativo están en orden.

      "No sé qué esperar. Pero también tengo que absorber todo. Tengo que respirar el aire del Garden", explicó.

      Donahue tiene un tatuaje de los Knicks en su pierna izquierda y lleva una medalla de los Knicks al cuello. En Twitter e Instagram, se describe como "el mayor fanático de los Knicks en el mundo".

      "Los Knicks son mi vida. Los Knicks y mi hermana, eso es realmente lo único que me ha importado en los últimos 20 años", dijo.



      Metrolibre