Polémica tras una distinción de la Orden de Australia a Margaret Court

La leyenda del tenis australiano Margaret Court se declaró este martes honrada por su ascenso en la Orden de Australia, una distinción que ha abierto...
  • La extenista australiana Margaret Court posa con una réplica del trofeo para conmemorar los 50 años de su victoria en el Grand Slam de Australia, en Melbourne el 27 de enero de 2020
      Melbourne (AFP) |

      La leyenda del tenis australiano Margaret Court se declaró este martes honrada por su ascenso en la Orden de Australia, una distinción que ha abierto una polémica por sus tomas de posición excesivas sobre el apartheid o la homosexualidad.

      La extenista, de 78 años, sigue teniendo el récord absoluto de títulos de Grand Slam con 24 trofeos. Convertida en pastora pentecostal en Perth (Australia), ha sido blanco de críticas por haber elogiado el sistema del apartheid en Sudáfrica, declarar que el tenis está "lleno de lesbianas" o que los niños transgénero son "obra del diablo".

      El martes fue ascendida a Compañera de la Orden de Australia, con motivo de la fiesta nacional, lo que ha desatado numerosas críticas.

      El primer ministro del Estado de Victoria, Daniel Andrews, recordó sus opiniones "escandalosas" e "hirientes", mientras que Clara Tuck Meng Soo, abogada comprometida con la causa LGBTQ, afirmó que devolvería su medalla de la Orden de Australia.

      "No, porque adoro representar a mi país", respondió Court a radio australiana 3AW, preguntada si renunciaría a la distinción.

      "Fui nombrada Oficial de la Orden de Australia por mi implicación en la distribución de 75 toneladas de comida en mi barrio por semana", explicó, antes de añadir que "ahora es por el tenis, creo que ha tardado en llegar y me siento honrada".

      Serena Williams, que cuenta actualmente con 23 títulos de Grand Slam, intentará en febrero en el Abierto de Australia igualar el récord de Court.

      Por su lado, esta última afirmó que no asistiría al torneo, en el que una cancha lleva su nombre.

      "No me han invitado", afirmó, añadiendo que "ni lo he pensado, he estado muy ocupada en mi barrio con el coronavirus".



      Metrolibre