Van Aert gana al esprint la Milán-San Remo, primera gran clásica del año

El belga Wout Van Aert (Jumbo) conquistó este sábado la 111ª edición de la Milán-San Remo, primera gran clásica de la temporada ciclista, por delante...
  • El ciclista belga Wout van Aert celebra su triunfo en la Milán-San Remo el 8 de agosto de 2020
Milán (AFP) |

El belga Wout Van Aert (Jumbo) conquistó este sábado la 111ª edición de la Milán-San Remo, primera gran clásica de la temporada ciclista, por delante del francés Julian Alaphilippe, vencedor el año pasado.

Van Aert se impuso al esprint al término de los 305 kilómetros de la más extensa de las clásicas ciclistas y cierra "una semana increíble", en sus propias palabras, al proclamarse el pasado sábado campeón de la Strade Bianche.

"Merece realmente su victoria", reconoció Alaphilippe. "A pesar de todo estoy contento pero es un poco frustrante haber estado cerca de la victoria", añadió.

En esta 'classicissima', que tuvo que ser aplazada cinco meses y reprogramada en pleno verano italiano debido a la pandemia de coronavirus, el francés desató las hostilidades atacando en el Poggio, la última ascensión de la prueba, a falta de 6 kilómetros.

Van Aert, que coronó la ascensión a 4 segundos, alcanzó al galo en el descenso y el dúo se disputó la victoria al esprint.

"En el Poggio estaba al límite", reconoció el campeón. "Alaphilippe atacó antes de lo previsto y no pude seguir su rueda", dijo.

La revelación del pasado Tour de Francia había sufrido un pinchazo a poco de llegar a la Cipressa, la penúltima ascensión. Pero pudo reincorporarse al grupo antes de que comenzara.

- Semana agridulce para Jumbo -

Por detrás de Van Aert y Alaphilippe los perseguidores se vigilaron de cerca y cuando quisieron alcanzar al dúo de cabeza fue demasiado tarde.

El primer clasificado del primer grupo perseguidor, que cruzó la meta a dos segundos de Van Aert, fue el australiano Michael Matthews, quien finalizó 3º, por delante del eslovaco Peter Sagan.

En esta larga y soleada jornada, la escapada matinal, integrada por siete corredores (Bais, Boaro, Carretero, Cima, Frapporti, Mazzuco, Tonelli), llegó a contar con una ventaja máxima de menos de 7 minutos. El pelotón les alcanzó cuando quedaban 36 kilómetros, justo donde la prueba volvía a su recorrido habitual.

A sus 25 años, Van Aert logra su primer 'Monumento'. Tres veces campeón del mundo de ciclocrós, el belga ha imitado a Alaphilippe, quien el año pasado ya encadenó los triunfos en la Strade Bianche y la Milán-San Remo.

"Alaphilippe ha jugado muy bien (...) Afortunadamente, me quedaban fuerzas para vencerle en la meta", analizó el belga.

Van Aert es uno de los ciclistas más rápidos, especialmente después de una carrera dura. El año pasado ganó una etapa en su debut en el Tour de Francia, en un esprint masivo en falso llano en Albi, antes de sufrir una dura caída en la contrarreloj de Pau y perderse lo que restaba de año.

Su equipo Jumbo ha vivido una semana agridulce. Los triunfos de Van Aert y del esloveno Primoz Roglic, ganador de etapa en el Tour de l'Ain y candidato al amarillo en la próxima 'Grande Boucle', contrastan con el dramático esprint de Katowice en la Vuelta a Polonia, provocado por el holandés Dylan Groenewegen (suspendido temporalmente).



Metrolibre