Tiger Woods listo para salto a lo "desconocido" en Grand Slam sin aficionados

El golfista estadounidense Tiger Woods enfrentará una situación completamente nueva esta semana en el Campeonato de la PGA de San Francisco (California) a la búsqueda...
  • El golfista estadounidense Tiger Woods atrapa una pelota este martes durante una práctica previa al inicio el jueves del Campeonato de la PGA en San Francisco, California.
San Francisco (AFP) |

El golfista estadounidense Tiger Woods enfrentará una situación completamente nueva esta semana en el Campeonato de la PGA de San Francisco (California) a la búsqueda de su 16º torneo de Grand Slam, por primera vez sin aficionados en el campo.

La estrella del golf, de 44 años, está acostumbrado a ser seguido por multitudes que rugen con cada uno de sus golpes inyectándole una energía especial.

Pero las restricciones por la pandemia de coronavirus impuestas desde el regreso del circuito PGA en junio harán que el primer Grand Slam de 2020 se dispute prácticamente en silencio.

Woods comenzó a familiarizarse con este entorno distinto en el campo de TPC Harding Park durante la conferencia de prensa del martes, donde solo se permitió la presencia de un reducido grupo de periodistas.

"Bueno, es algo desconocido", dijo Woods preguntado sobre cómo la ausencia de aficionados podría afectar sus posibilidades.

"No sé si alguien en nuestra generación ha jugado alguna vez sin aficionados en un Grand Slam", afirmó.

"Será muy diferente. Pero sigue siendo un Grand Slam. Siguen estando los mejores jugadores del mundo", subrayó. "Todos entendemos esto al venir, así que habrá mucha energía en el lado competitivo".

"Espero poder estar en una posición donde pueda sentir lo que se siente al no tener fanáticos y llegar a tener la oportunidad de ganar", señaló.

Woods ya experimentó el juego sin espectadores en su reaparición en julio en el Memorial Tournament de Dublin (Ohio), donde sufrió para pasar el corte y terminó en la posición 40.

Al mismo tiempo, Woods tiene un ojo puesto en el pronóstico del tiempo de esta semana en San Francisco, ya que su espalda es notoriamente vulnerable a las temperaturas más bajas que se esperan.

"Sé que no tendré el mismo rango de movimiento que en mi casa en Florida, donde son 95ºF (35ºC) cada día. Así es como es, simplemente", afirmó.

El golfista, que se sometió a una cirugía de espalda para rescatar su carrera, dijo que había pasado la mayor parte de su tiempo de inactividad durante la pandemia practicando en casa.

"Me siento bien", aseguró. "Obviamente no he jugado mucho de forma competitiva, pero he estado jugando mucho en casa".

"Solo trato de volver a esta parte de la temporada. Me he estado preparando para esto. Tenemos un montón de grandes eventos a partir de aquí, así que estoy deseando que llegue. Esta va a ser una prueba divertida para todos nosotros", afirmó.



Metrolibre