El GP de Brasil decidirá la clasificación de constructores y el tercer mejor piloto de F1

Aunque Lewis Hamilton ya se haya proclamado campeón de la Fórmula 1 y su escudería, Mercedes, haya ganado el Mundial de constructores, todavía hay motivos...
  • El campeón del mundo de Fórmula 1, el piloto británico de Mercedes Lewis Hamilton, el 13 de noviembre de 2019 en Sao Paulo
Sao Paulo (AFP) |

Aunque Lewis Hamilton ya se haya proclamado campeón de la Fórmula 1 y su escudería, Mercedes, haya ganado el Mundial de constructores, todavía hay motivos para seguir con expectativa el Gran Premio de Brasil, penúltima prueba de la temporada que se disputa en Sao Paulo del viernes a domingo.

- Tres pilotos por un tercer puesto -

Si bien los dos primeros lugares del campeonato ya están reservados para el piloto británico, seis veces campeón del mundo -a un título de igualar el récord del alemán Michael Schumacher-, y su compañero de equipo Valtteri Bottas, el tercer puesto sigue al alcance del monegasco Charles Leclerc, el holandés Max Verstappen (a 14 puntos) y el alemán Sebastian Vettel (a cinco del piloto de Red Bull). Sin embargo, en la parrilla de salida del circuito de Interlagos, Leclerc será penalizado por un cambio de motor superior a la cuota permitida por temporada tras una fuga de aceite sufrida en los entrenamientos libres de Estados Unidos.

- Puestos de oro para constructores -

En cuanto a los constructores, los primeros tres lugares ya quedaron asignados para Mercedes, Ferrari y Red Bull, por ese orden. Quedan por determinar las restantes posiciones, con mucho en juego para los equipos de mitad de tabla. La clasificación final de la temporada determina la proporcionalidad de los ingresos generados por la F1 destinados a las escuderías en base a su rendimiento: cuanto mejor clasifiquen, mayores serán sus primas. Con 38 puntos de ventaja sobre Renault, McLaren parece tener asegurado el cuarto lugar; en tanto, el fabricante francés, quinto, cuenta con un margen de 18 unidades sobre Racing Point, sexto, y 19 respecto a Toro Rosso, séptimo. Siete puntos separan a Alfa Romeo, octavo, de Haas, noveno; mientras que Williams parece condenado a permanecer décimo y último.

- Ferrari bajo sospecha -

Mejorado tras las vacaciones de verano, Ferrari se atascó en Austin: Leclerc no pudo ser mejor que cuarto y Vettel nunca encontró el ritmo y acabó abandonando. En Brasil, su jefe Mattia Binotto espera reencontrar "un nivel de rendimiento normal".

"Sería importante confirmar que nuestro monoplaza está progresando y aprovechar ese impulso durante el invierno" para preparar 2020, declaró Binotto. Ello permitiría a la Scuderia acabar con las suspicacias respecto a la legalidad de la ventaja del motor del que dispone desde el Gran Premio de Bélgica el 1 de septiembre. Su bajo rendimiento en Estados Unidos llegó precisamente después de que la Federación Internacional del Automóvil (FIA) publicara una directiva técnica sobre cómo medir el combustible autorizado; una aclaración solicitada por Red Bull, que no oculta sus dudas sobre la Scuderia.

- Incidente con Verstappen -

La edición 2018 del GP de Brasil sigue marcada por el choque entre Verstappen y el francés Esteban Ocon, que le costó la victoria al piloto de Red Bull, demasiado agresivo al adelantar cuando tenía la carrera ganada. Tras el incidente, el holandés pareció calmarse hasta que llegó la segunda mitad de la temporada 2019. ¿Qué pasará el domingo?

- Wolff se queda en casa -

Por primera vez desde 2013, cuando asumió el cargo, el director de Mercedes, Toto Wolff, se perderá un Gran Premio. Con todos los objetivos deportivos cumplidos, el austriaco se quedará en Europa para "centrarse en otros temas". Será interesante ver cómo se comportan las Flechas Plateadas en Sao Paulo sin su referente, artífice de su continuo éxito desde 2014.