Comedor Solidario, una luz en pandemia

El proyecto busca brindar una solución alimentaria a las personas afectadas por la crisis de salud y en comunidades de riesgo social; decenas de voluntarios participan
  • Cortesía | Voluntarios preparando los platos de comida.
  • Cortesía | Padre José Domingo Escobar Chávez.
Eliened Ortega |

El Comedor Solidario Santa María Del Camino puso las pailas en el fogón por primera vez en mayo del 2020, con el objetivo de ayudar a los más vulnerables.   

Tiempo después, bajo la administración del padre Domingo Escobar Chávez, lo que empezó como una modesta iniciativa parroquial se extendió a otros sectores, logrando entregar, hasta la fecha, cerca de 300 mil platos de comida.  

¿Quiénes asisten al comedor solidario?
 Personas en cuyos hogares hay escasez de alimento por la pandemia. Recibimos, sobre todo, familias con adultos mayores y niños.

¿Cómo ubican a los beneficiados?
Las parroquias se dividen por sectores y en cada lugar hay un coordinador encargado de ubicar a las personas con más necesidad. 

¿Cuáles comunidades atienden?
Empezamos con Ciudad Radial y Juan Díaz Centro, pero después anexamos San Fernando, Concepción, Chepo, San Pedro, San Cristóbal y un asentamiento cerca de Cerro Patacón.

¿Cómo es la logística en el comedor?
Tenemos un voluntariado muy grande que cree en la caridad. Con nosotros también colaboran chefs que certifican la calidad de la comida.

¿Abren todos los días?
Sí, los siete días de la semana, pero solo suministramos el almuerzo. Esperamos a futuro poder repartir  las tres comidas a todos.

¿De dónde provienen los insumos?
Se sostiene con donaciones del Panamá Solidario y diversas empresas privadas como Melo y Roberto Pretelt.

¿Han tenido problemas para reunir fondos?
Sí, por la situación las ofrendas han disminuido y estamos pasando dificultades. Para ayudarnos, pueden donar a la cuenta de ahorros 04 23 98 281606 3 del Comedor Solidario, en el Banco General.

¿Continuarán después de la pandemia?
Es lo que queremos, ya que  luego de ella es probable que a muchas localidades les cueste recobrar la estabilidad. 
 

Datos

 

Eliened Ortega Yángüez 
[email protected]
Twitter: @ElienedY
Instagram: @_eliyanguez



Metrolibre