La peste bubónica, infección mortal

Es causada por la bacteria Yersinia pestis y, entre 1347 y 1353, mató a más de un tercio de la población europea. En China, un reciente brote de este mal puso en alerta a los organismos de salud y a la comunidad médica
  • Una rata
  • Unsplash | Mujer con manos en la cara.
Eliened Ortega |

 La peste bubónica o “peste negra” es una zoonosis, es decir, una enfermedad bacteriana causada por la picadura de una pulga de rata infectada, de acuerdo a José Moreno, jefe de bacteriología clínica del Instituto Conmemorativo Gorgas de Estudios de la Salud (ICGES). 

En Panamá, según Moreno, no hay registros de brotes de esta enfermedad, pero sí de una de la familia Yersinia, de la que se desprende la peste bubónica. 

Precisó que esta no debe confundirse con el hantavirus, ya que son originadas por organismos distintos.

Propagación
Aunque necesita del huésped intermedio para transmitirse, Moreno dijo que podría contagiarse, en entornos de hacinamiento, de humano a pulga a humano.

“La capacidad de propagación de persona a persona o R de la peste va de 5 a 7, o sea que es sumamente infeccioso”, recalcó Moreno.

Efectos 
El doctor Jorge Jesús Rodríguez, del Ministerio de Salud, explicó que la infección afecta los ganglios, haciendo que se hinchen y  duelan. 

Al entrar al cuerpo, continuó el galeno, puede presentarse también como peste neumónica y septicémica.

“El modo de tratarlo es con antibióticos, algunos de vía oral. Si se les da, la letalidad podría reducirse hasta un 50%”, expresó Rodríguez.

Entorno
El infectólogo de la Caja de Seguro Social Guillermo Kennion contó que esta enfermedad empezó a propagarse en las ciudades europeas, a mediados del siglo XV, a raíz de las condiciones de insalubridad.

Aseguró que los brotes actuales suelen asociarse a lugares de higiene precaria y gran población. “Para prevenir, hay que controlar las plagas y educar a la sociedad para que sea más aseada”, dijo Kennion. 

 

Datos

 

Brote en China no es riesgoso según la OMS 

AFP |  La Organización Mundial de la Salud (OMS) indicó esta semana que están supervisando de cerca los casos de peste bubónica en China, enfatizando que la situación no representa una gran amenaza y está “bien gestionada”. “Por el momento no consideramos que haya un riesgo alto, pero estamos supervisando de cerca la situación, junto a las autoridades chinas y mongolas”, indicó una portavoz de la OMS, Margaret Harris, durante una conferencia de prensa realizada en Ginebra. La ciudad de Bayannur, situada en Mongolia decretó medidas para contener el brote.    

 

 Eliened Ortega Yángüez 
[email protected]
Twitter: @ElienedY 
Instagram: @_eliyanguez



Metrolibre