Panamá podría romper paradigmas en desarrollo sostenible, según el PNUD

  • ML | Ecosistema de un cuerpo de agua dulce.
Redacción Metro Libre |

Bajo el tema es ‘Nuestras soluciones están en la naturaleza’ hoy se celebra el Día Internacional de la Diversidad Biológica, por lo que desde el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) consideran imperante llevar el mensaje de que la diversidad biológica es la infraestructura natural que sustenta toda la vida en la Tierra, incluida la vida humana.

 

“Conservar y gestionar de forma sostenible la diversidad biológica es necesario para mitigar las perturbaciones climáticas, garantizar la seguridad alimentaria e hídrica e incluso prevenir las pandemias”, afirmó António Guterres, secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

 

En tanto, la representante residente del PNUD, Linda Maguire, recordó que la Tierra está experimentando en la actualidad una ‘extinción masiva’, la primera desde la desaparición de los dinosaurios hace unos 65 millones de años, la sexta en 500 millones de años y la primera provocada por el hombre.

 

“El 2020 es un año donde más que nunca debemos mostrar nuestra voluntad para frenar la pérdida de la biodiversidad en beneficio de los seres humanos y toda la vida en la tierra”, dijo Maguire.

 

Hoy más que nunca debemos rescatar lo que menciona el ‘Informe de la Evaluación Mundial sobre la Diversidad Biológica y los Servicios de los Ecosistemas’, donde la Plataforma Intergubernamental Científico-Normativa sobre Diversidad Biológica y Servicios de los Ecosistemas advierte que, si se continúa con las trayectorias actuales, no se podrán alcanzar los objetivos de conservación y utilización sostenible de la diversidad biológica ni lograr la sostenibilidad.

 

El PNUD acompaña a Panamá en impulsar la adopción e implementación de políticas públicas para la conservación de la biodiversidad a nivel nacional y local, además del desarrollo e implementación de proyectos que promuevan soluciones basadas en naturaleza.

 

“Panamá tiene la oportunidad de ser un ejemplo en la región y cambiar el paradigma de desarrollo, transitando hacia una economía circular, limpia, de bajo carbono, y potenciando sistemas agrícolas sostenibles, climáticamente adaptados, diversificados, locales, que generen prosperidad a las comunidades y futuro en el entorno rural”, dijo Jessica Young gerente de Ambiente, Desarrollo Sostenible y Cambio Climático del PNUD.



Metrolibre