Nada de religión, sadismo puro

  • Mario Lara.
Mario Lara |

Disfrazado de pastor (en el sentido religioso), el líder de la secta y sus secuaces convencieron a una población incauta  del  maltrato como condición para limpiar el alma.

Nada más perverso y soez como el  asesinato de su propia familia, de niños y de una mujer embarazada.

Este hecho poco guarda relación con algún dogma religioso, por el contrario, tiene que ver   con la depravación que  puede alcanzar el ser humano bajo  trastornos mentales, patologías que deben ser atentidas con prontitud para evitar futuras tragedias alrededor de estas personas.

 

Mario Lara
[email protected]
Twitter e Instagram  
@mariolarapma

 



Metrolibre