De nuevo, la misma guarandinga

  • ML | Roberto Robinson
Roberto Robinson |

Como dice el dicho: ‘la historia se repite en espiral’. Vemos una vez más un estadio nacional convertido en una piscina olímpica tras un aguacero, debido a que tenía defectos en su construcción o no se le hizo su debido mantenimiento en el desagüe.

Lo triste es que se hacen las obras y se promete que serán la última maravilla y son de lo más moderno, pero siguen teniendo irregularidades.

Solo queda preguntar: ¿Y la supervisión, dónde está? ¿Cómo aceptamos estas obras sin saber si funcionan bien o no? Las respuestas no las tengo yo.  

 

ROBERTO ROBINSON
[email protected]
Twitter: @robsonmet7
Instagram: @robbinson.rr



Metrolibre